martes, 9 de octubre de 2007

¿Otra tecate?

No es que uno quiera emborracharse en cuanta reunión social lo inviten, lo que pasa es que hay pláticas que te orillan a meterte en tu tecate toda la noche.

Por ejemplo, ya cuando uno de los presentes agarra el tema del Golf es buen momento para ir a la hielera por una de esas latas de 16 onzas y sorberla solo en la esquina.

Una vez mi amigo Lalín trató de explicarme las reglas del Golf, que si el bajo par y la madre, pero realmente no entendí. Me llama la atención el auge que ha tenido este deporte en los últimos 5 años; yo de lejos y en total ignorancia digo que ha de ser muy aburrido irte a unas colinitas con un grupo de gueyes a pegarle a una bola mientras los otros te tiran madreada por no atirnarle.
"Es que agarras el pedo con madre", me dijo uno de los entusiastas a esta actividad.

Sospecho que yo nunca lograré jugarlo porque soy demasiado torpe. Además muchas veces mis amigos y conocidos se van a jugar entre semana cuando lo mío, lo mío, lo mío es estar encerrado en esta oficina a esas horas.
Me han platicado de gueyes que buscan desesperadamente que alguien les dé una acción en un campo o que se meten medio de incógnitos en algún fraccionamiento exclusivo para jugar de gorra. Por eso me huele a que el Golf es el deporte perfecto para una ciudad a la que le encanta fantochear: es caro, necesitas horas de oficina para practicarlo (o sea no asalariados) y se juega en las pocas y exclusivas áreas verdes de la ciudad.

Otra plática que me orilla a la hielera es cuando alguien propone que las Las Vegas es la ciudad de ciudades. Nomás no me salgan con que van a visitarla por los "shows de primera calidad" que allí se exhiben. No es cierto, lo que van a ver en esos shows son viejas encueradas que se ponen unos penachos muy coloridos para que no parezca table de Colón. Eso es como decir que ves Playboy para leer los articulos interesantes que allí se publican. No mamen.

También en total ignorancia sostengo que Las Vegas es pura ilusión, pura imagen, pura distracción, si necesitas tantas luces y tanto ruido en tus vacaciones es porque tienes un huecote existencial muy grande.
Me hablan del excelente servicio que todo mundo te da, pues claro, son gente que venadea muy bien al cliente, y que sabe de las propinas que puede dejar un tipo enfiestado que acaba de ganar alguna lana en las maquinitas.

Quizá todo lo que escribo es puro argumento de ardido, pues a mí no me alcanza ni para ir por el acumulado del Caliente, ni menos para comprar unos palos de Golf y una Lacoste.

1 comentario:

MLD dijo...

FLACO YO ERA UNO DE ESOS PENDEJOS QUE DECIAN QUE EL GOLF ERA "EL DEPORTE".....HASTA QUE ACABO DE AGARRAR UNA MOTO....DESDE UNAS 39 COSAS LINDAS QUE HAN PASADO EN VIDA , LA MOTO ES HERMOSA......QUIERO QUE ALGUN DIA ME PERMITAS UN PASEO Y SIENTAS EL FESTEJO DE LIBERTAD QUE TE DA....Y TE DA PARA VISTERMOSEAR Y TE DA PARA EL COCKER Y TIENE MUCHAS BONDADES....ALGUN DIA DALE!!!