domingo, 18 de noviembre de 2007

Papás, pásenle...

Se me había olvidado darle la bienvenida a mis papás, el Yuyo y la Irene, quienes desde hace algunos días se enteraron de que su hijo, el más pequeño, tiene un blog en el que escribe todo lo que no puede decir.
¿Que qué se siente que tus papás te lean?, pues es algo así como darles a leer tu diario personal para que a través de él puedan conocer de ti mucho más de lo que tú te atreverías a platicarles en una comida dominguera.
"No te vayas a cohibir", me dijo mi mamá cuando me platicaba que ya se habían metido a leerme.
Yo le respondo aquí que no me voy a cohibir y que seguiré haciendo de este espacio el más auténtico retrato que pueda dibujar acerca de mi persona y de lo que ha sido mi vida; esa vida a veces increíble y grande que he tenido, otras veces monótona y simple.
Creo que una de las peores cosas que puede hacer un bloguero es limitar lo que quiere escribir por temor a ofender a sus papás. Ése no será mi caso.
Además, y no es cebollazo, tengo a los jefes más alivianados que conozco. Tienen ellos muy arraigada la religión y los valores tradicionalistas, pero también tienen muy amplio el criterio como para asustarse de lo que yo aquí pueda contar. Entonces, bienvenidos sean ellos.
Y ya me voy porque Mateo trae gripa con tos y algo de fiebre, o sea, todo lo que un papá primerizo desea que tenga su hijo para así dormir tranquilo en domingo y amanecer bien sonriente en lunes. Pronostico una noche dura, complicada, difícil como dice Joserra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

un saludo a mis tios Eugenio e Irene.....paco

MLD dijo...

BIENVENIDOS AL MOMENTO MENTIRIJOSO DEL DIA PERO EL MAS AMENO Y DIVERTIDO....REALMENTE EL FLACO PLASMA,ENTRE OTRAS COSAS, LA IDEOSINCRACIA DE UN JARJIERO PERFECTAMENTE.....UN BESO Y UN ABRAZO TIOS