martes, 6 de noviembre de 2007

Haciendo tierra

Me encantaría tener más tiempo para platicarles cosas tan interesantes como aquella vez que me rasuré las piernas en primero de secundaria para que me salieran más vellitos y así sentirme más hombre y menos niño; o la vez que me puse a vender cuetes en Navidad afuera de un Oxxo para poder comprar mis primeros 501; o la bochornosa ocasión en que mi papá me cachó un libro con explicaciones científicas del mítico Punto G femenino.

Pero la verdad es que hoy traigo muchísimo trabajo, situación que sufrimos mucho quienes nos gusta el sinquehacer. Y aunque no me puedo quedar mucho tiempo con ustedes, quise entretenerlos de alguna manera, en especial a aquellos que religiosamente entran todos los días a este blog.

No habiendo encontrado material pornográfico decente, opté por dejarles el humor blanco del video que hoy en la mañana me enviaron.
Espero mañana tener más tiempo para escribir un post que valga la pena, por lo pronto el trabajo es un estorbo entre ustedes y yo.

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

extraño los 501...eran la mam...