martes, 1 de julio de 2008

Sin título

Traigo las ideas como gallinas recién liberadas del gallinero, cada una anda por su lado, cacaraqueando, caminando a lo pendejo.
No he podido ordenar lo que pienso porque durante los últimos tres días me han llegado por los cuatro lados tantas manifestaciones de cariño que los retorcidos pensamientos se han tenido que ir a chingar a su madre. (También ando muy maldiciento o como dicen en Durango: ando escupiendo puras "malas razones").

Quisiera decirles que yo quise ser trotamundos. En aquél tiempo tenía yo veintitantos años y mi único mérito había sido obtener en cuatro años un diploma que me acreditaba como Licenciado en Ciencias de la Comunicación, pero yo no quería trabajar en una oficina sino irme a la India a conocer a la Madre Teresa de Calcuta, quería irme a dar un año de mi vida, pensar en jazz todo el tiempo, jugar con la Divina Providencia, depender del azar.

Primero volé al DF (¿un trotamundos en avión?) en donde me ofrecieron trabajo como modelo, hice un catálogo espantoso para Woolworth y otro para AVON. Salí en la revista SOMOS y en la ERES, hice un comercial para los jugos Sonrisa (disfrazado de Adán) en el que me doblaron la voz y sonaba bien chistoso. Fui dirigido por Alejandro González Iñárritu en un comercial de McDonald's. El güey era un trompo, nunca se estuvo quieto, todo su staff lo idolatraba porque él era en ese tiempo el director de comerciales más chingón, aunque el que hizo conmigo sólo estuvo dos semanas al aire porque la verdad le salió maletón.

Del DF me pasé a París, brinqué a Barcelona, me sumergí en Andalucía y me quedé sin un quinto. Viví de prestado un tiempo hasta que mis papás me mandaron una lana. Nunca busqué trabajo. Llegó diciembre y mi representante me decía que debía irme a Milán ("capital" de la moda) para estar en la nueva temporada de desfiles, pero yo insistía en irme a la India. Mi lógica fue ésta: voy a Milán, hago dinero y de ahí me voy a la India. Volé a la ciudad italiana, renté un departamento compartido con un gringo y un inglés. Sólo me quedó dinero para comprar un cartón con 24 huevos. Comí huevo dos semanas, me alcanzaban 1.6 huevos por día. Mis pedos eran letales. Nadie me contrató para un solo desfile y me quedé sin dinero y sin huevos.

Regresé a París en donde Margarita volvió a recibirme en su casa y me prestó dinero para comprar el boleto de regreso a México. Estaba harto de no hacer nada, la fantasía se me había terminado. En mi cielo particular sólo había cinco nubes que formaban la palabra LOSER. Llegando a Monterrey fui recibido mejor que el hijo pródigo. La Madre Teresa se me murió tiempo después.

¿Qué hace uno con los sueños inconclusos?, ¿los cambia por otros?, ¿los sueños son renovables?

Luego me convertí en oficinista, en esposo y en papá. No me quejo. A veces lloro de felicidad pensando en lo feliz que he sido. Nunca me ha sobrado dinero, pero siempre he tenido todo lo que necesito. Odio ir de shopping porque los centros comerciales me quieren vender cosas que no necesito. Soy un clasemediero al que siempre le falta para pagar sus facturas, pero al que le sobran mails de felicitación por su cumpleaños. Vivo en el "apenitas" y en el "ya mero", siempre traigo cara de "no me alcanza", pero tengo más amigos de los que puedo recibir en mi casa. Mis papás son sanos, ilustres y simples. Mi hijo no es un ángel, es más que eso. La Maga es un insuperable acertijo que sigo descifrando todos los días; un acertijo que me ama.

Hoy mi aventura se limita en conseguir una mesa en área de no fumar y más tarde recibir un flan de cortesía mientras cinco meseros me cantan las mañanitas y Mateo le sopla a la vela. Mundito el mío. Edén interno. Vivo en una ciudad que todos los días atenta contra la belleza de alguna u otra forma. En Monterrey te quedan tres salidas: construirte una realidad paralela adentro de tu casa, estrellarte en un muro a toda velocidad o escapar.

Ya tengo 35 años y apenas he concluido dos cosas: Nunca le voy a ganar a la tecnología ni al sistema de consumo. Me rindo. Ya no quiero jugar a las comiditas, ya estuvo bueno. Opto por la primera salida, me invento una realidad paralela que empieza y termina en la sonrisa de mi hijo, en las ocurrencias de mi papá, en la paz de mi suegra, en la lógica de la Maga y en la inocencia animal de Ramona.

Renuncio a Monterrey. No me mudo porque desde hace mucho tiempo se me terminaron los huevos, pero no pienso desgastarme más en su falsa maroma, en su primer mundo de rancho.

Ayer fui al cine a ver la película Camino Salvaje (Into The Wild) que cuenta la historia de un trotamundos real, con su gloria y con su infierno, un trotamundos negado a ver el amor que en los demás inspiraba pues estaba distraído en encontrarse a sí mismo. Hace años quise ser así, creo que hasta hoy sigo queriendo ser así, pero el problema es que no soy así. El bosque me asusta como me asustan las fronteras y los idiomas. Nunca fui tan valiente ni tan desarraigado.

A lo mucho soy un trotamunicipios, de Santa Catarina voy a San Pedro y luego a Monterrey, y de regreso igual. No es queja, soy feliz como también soy desdichado. Mi aventura es predecible, tengo un mapa escrito con crayola. Hoy opto por el amor de los que me aman y no por la admiración de los que en secreto me envidian. El viaje es para adentro.

5 comentarios:

Lourdes dijo...

"¿Qué hace uno con los sueños inconclusos?" buena pregunta... a mi me gusta pensar que conforme vamos creciendo como personas estos van evolucionando y adaptandose a nuestra nueva realidad.

E pues diras lo que quieras pero ya quisieran muchos haber vivido esas experiencias que tuviste en Europa y aquellas que a lo largo de tus 35años has adquirido. Dios te ha dado una familia muy bonita y un monton de amigos eso vale mas que viajar por el mundo entero :-)
Buen dia!

saludos,
L

La burbuja de yol dijo...

Ke buen resumen de tu vida pusiste, me encantó este post (antes ni hacía en el mundo esta palabra). Creo que son 35 años muy bien vividos, a lo mejor si te fueras de trotamundos, extrañarías mucho tu vida actual. me gustó mucho como lo escribiste!

MLD dijo...

PINCHE FLACO NO SE TE HACE QUE IR POR TIERRA DE AQUI A VANCOUVER NO ES PARTE DE UNA EXPERIENCIA AVENTURERA Y TROTAMUNDISTICA? CLARIN......PARA MI FLACO LO QUE HEMOS VIVIDO Y COMO LO HEMOS HECHO NOS HACE TENER ESA ESCENCIA....CHILDREN ESTE BLOG Y EL PASADO IGUAL

Lupita V dijo...

Buen resumen de tú vida y es sólo el principio, y de tan buen modo que tienes un bebe hermoso, habría que darle un hermano, tu y maga tienen buen molde.
La esperanza ahi esta, sólo es tomarla de las manos y llevartela puesta.....

Oye, y no sabes si de casualidad tus comerciales los subieron a Youtube?

Por aquí te veo dijo...

Jaja!, fíjate que no los he buscado en You Tube, pero no creo que estén ahí. En el de McDonald's salgo casándome con una gordita y en eso suena una campana que rompe con la "pesadilla". Decía algo así como "Hay una mejor manera de empezar el día" porque anunciaba los nuevos desayunos de McDonald's. Y el de los jugos está aún más cursi-malo porque me pusieron la voz que le ponían a Saul Lisazo, acá bien gruesa.
Muchas gracias por sus comentarios.
Saludos!
E