miércoles, 2 de julio de 2008

Ironías

-A mi amigo Lalo nunca le caía trabajo y gracias a eso siempre le sobraba tiempo para quejarse de que nunca le caía trabajo. Un día le mandaron un mensaje a su Beeper (tatarabuelo del iPhone) anunciándole una oferta de trabajo, pero mi amigo Lalo en vez de emocionarse se molestó mucho porque para ir a la cita tenía que romper su rutina de todos los días, la cual consistía en no hacer nada.

-Maga y Eugenio casi nunca tienen con quien dejar a Mateo y gracias a ello se han perdido de muchas fiestas, cenas e idas al cine. Cuando por fin consiguieron una niñera y pudieron salir un viernes en la noche se la pasaron aburriendo a sus amigos platicando horas y horas acerca de las gracias de su hijo. Es decir, por primera vez en mucho tiempo estaban afuera de su casa "divirtiéndose" pero ellos sólo pensaban en su hijo, el mismo por el que casi nunca pueden salir a divertirse.

-Mi amigo Iván tiene puras hijas y ayer me dijo que según sus cálculos una vez que termine de gastar en pañales apenas tendrá algunos años de gracia antes de tener que gastar en kotex.

2 comentarios:

Lupita V dijo...

a que lalo tan huevo....on!!!

bere dijo...

jajajaja esa tercera no sera mi marido??, puras viejas y agregale esposa!, no yo si me cortaba las venas con ojas de lechuga jaja. Imaginate en total somos 4 sus princesas en casita. Saludos!