martes, 27 de mayo de 2008

Chasing Amy

Cuando uno tiene que estirar los viáticos el primero que se pone al brinco es el sentido común: ¿cómo es posible que comas en McDonald's estando en una ciudad tan global como Londres? Pues ya sé, qué mal siquiera pensar en echarme una Big Mac en vez de probar cualquier otra cosa, pero es que tengo que hacer rendir las 60 libras que traigo (140 dlls. aprox.) y todos los restaurantes que veo tienen el menú del día en más de 15 libras, sin bebida.

Afortunadamente caminé otras cuatro cuadras sobre Picadilly y llegué a un lugarcito que se llama Wasabi el cual tiene un letrero en la puerta en donde presumen ser la franquicia restaurantera japonesa más exitosa de Inglaterra. Ahí te sirven en un vaso de litro la mitad de arroz blanco con la mitad del guiso que escojas. Oinkole, entras como Bruce Lee y sales como Buda. Total de la engorda: cinco libras con todo y té.

Ya que tranquilicé el hambre seguí caminando por la ciudad. Mi principal meta era encontrarme en alguna esquina a Amy Winehouse ladrando alguna estupidez. Quiero verla para darle un abrazo y decirle al oído que no la friegue, que ya le pare a su peda y que no se muera. Estoy seguro de que ella huele a sopo, pero como quiera la daría un abrazote para darle ánimos porque recuerden que por cada Amy Winehouse que se nos muere, nace otra Avril Lavigne. Sí, qué miedo, por eso hay que procurar que los talentosos no agarren vereda fácil hacia la muerte porque luego nos quedamos con puro cantante chatarra.

Si ustedes son observadores habrán notado que estoy escribiendo hecho madre. Lo que pasa es que estoy hospedado en un hotel que está feo tirándole a pinche, que me cobra la conexión a Internet ocho libras la hora. Así que nomás entré al blog para saludarlos y para comentarles que a pesar de tanto monstruo que anda suelto yo estoy bien, como también espero que estén bien todos ustedes.

Volví a Londres. La última vez que vine le machuqué el dedo a un pobre anciano taxista y cometí otras torpezas. En esta ocasión (hasta el momento) ando impune de burradas, pero si hay cualquier cambio de actitud les será notificado próximamente. Cuídensennn.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja que risa , me muero de la risa al recordar ese post, es uno de mis favoritos me alegra el dia! insisto, disculpas al viejito pero es que solo de acordarme del JISUSCRAIST e imaginarme todo ya estoy llorando de la risa otra vez

:-) que bueno que estas bien y no te desanimes
buen dia!
saludos,
Lourdes

Anónimo dijo...

Andas en Londres! uooo!
Chale, que envidia! :)
He! traeme un llaverito! o algo de por alla,
un churro de la Amy, nooo, nooo, no!


.saludos

luis

La burbuja de yol dijo...

si te la encuentras te va a decir que:...to rehab but i said 'no, no, no'

Anónimo dijo...

Está bien padre tu blog, qué bueno que te das tiempo de escribir. Disfruta de la hermosa melancolía londinense.
Saludos = )