martes, 5 de agosto de 2008

Danos hoy nuestra queja de cada día

Un día de estos tengo que aprender a ser agradecido cuando se me junta lo bueno porque quejarme cuando se me junta lo malo me sale de maravilla. Ni ensayado.

Me es fácil renegar porque al mismo tiempo el carro se descompone, el hijo se enferma o se chifla (que es peor), la esposa se enoja, el recibo de la luz arde, la conversación se llena de caca, el trabajo aburre, la camisa se rompe a la altura del codo (¿por qué siempre del codo?) y la tecate llega azorrillada. Tragedias mínimas, acepto.

Pero, ¿por qué me quedo callado cuando se me junta lo bueno? ¿Por qué no digo nada cuando veo a mis papás sanos y sin chochos, cuando respiro la paz en el sueño de Mateo, cuando me doy cuenta que mis amigos nunca han dejado de buscarme, cuando noto con el tacto y con la mirada que las curvas en el cuerpo de la Maga no se han desparramado, cuando disfruto de una comida sin microondas, hecha en casa, cuando conozco a un tipo (de nombre Osvaldo) que se ofrece para llevarme al trabajo, sin propina de por medio, porque mi carro me ha dejado tirado otra vez?.

Lo bueno lo doy por seguro, pero no lo está. Creo que tengo sobrevalorada la desgracia y que hago tema de la infelicidad creyendo torpemente que me gusta atraer lectores infelices. Me dejo engañar pensando en que la infelicidad nos "hermana" mejor, pues es colectiva y la felicidad no, porque ésta se vive y se disfruta en privado. En este país la única dicha masiva es la que se produce cuando nuestra Selección anota el mentado gol, pero en general nos caen gordos los seres humanos felices y más si son mexicanos. En esta tierra de perdedores e imitadores es más fácil identificarnos con alguien que suelta amarguras hacia los dos hemisferios que con aquellos que nos animan a ser felices. El vaquero malo aplasta al vaquero bueno porque éste andaba muy sonriente (el muy ojete). Homero es más chistoso que Ned Flanders, y punto. Le vamos al Guasón, claro.

Tampoco se trata de escribir que soy feliz porque todos los días amanezco encarnado en Blanca Nieves y el espejito me dice que yo soy el más bonito, mientras los pajarillos (pajarillos se escribe sólo en los cuentos, pero son pajarracos en la vida real) cantan en mi ventana. No se trata de eso, pero sí, creo, de agradecer cuando se me junta lo bueno. Ser feliz es eso: estar consciente cuando se te junta lo bueno. Denle el apellido que quieran, eso es la felicidad para.

En otra parte del estudio y al mismo tiempo reconozco que me da pena decir que gran parte del tiempo soy feliz porque un blog escrito por alguien feliz inspira flojera y no afiliación. Pero es que tampoco soy feliz del todo (nadie lo es). No importa que un día ande muy contento pues ese mismo día voy y le meto el dedo (sin albur) a la herida de lo que pudiera ser lo estable, no digamos lo perfecto. Me encuentro atrapado (con gusto) en esa manía de creerme un salmón noruego nadando contra corriente cuando a lo mejor soy un charalillo sin pedos que vive en las aguas verdes del lago de Pátzcuaro, Michoacán.

Hoy quiero decir que he sido y soy feliz, aunque eso signifique que a todo momento alegre debo buscarle un tono nostálgico, oscuro, triste. ¿Sufro un poco cuando soy feliz?, sí, ¿soy un poco feliz cuando sufro?, también.
¿Estoy solo en este péndulo sentimental?, no lo sé, pero no lo creo.

9 comentarios:

Lupita V dijo...

Sólo espero que ese lado gris no se te convierta crónico.
No quiero sonar como libro de autoayuda barata, pero creeme, tienes muchas cosas de ti excelentes y muy buenas personas a tu alrededor para ser tolerantemente feliz".
quiza sólo se trate de "gris mode"

la burbuja de yol dijo...

Yo creo que todos de alguna manera somos parecidos, simplemente en el trabajo, haces algo muy bien y ni quien lo note pero haces algo mal y ahi si te lo recalcan. Lo importante es hacer de un día asi, algo como el señor desinteresado que te dio ray, osea hacer la diferencia en un dia dificil. (no se si me explique)

Pia dijo...

Asi somos..... y cuando te va bien en todo, ni lo disfrutas por que todo esta tan bien que lo mas seguro es que algo malo va a pasar... ukela !

MLD dijo...

ESTA FRASE LA HE OIDO MUCHO Y SIEMPRE SE ME HACE CURSILINDRICA PERO CREO QUE TIENE ALGO DE RAZON:
LA FELICIDAD ES EFIMERA!
NO SEA CUAL SEA LA DIFERENCIA ENTRE SER FELIZ Y SENTIRTE FELIZ PERO DEBE DE HABER ALGO POR AHI,,PARA MI ES BUENO ENCOABRONARTE, ECHAR MADRES,REGANAR,REIRTE , MADREAR,LLORAR,DEPRIMIRTE,ETC,,,SINO COMO CRECES COMO PERSONA O COMO MADURAS O COMO APRENDES,,,EN FIN,, LO QUE SI TE DIGO, ENTRE OTRAS COSAS, ES QUE ME SIENTO FELIZ DE SER TU AMIGO!!

POR AQUÍ TE VEO dijo...

Marito: Por ese comentario final me siento muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido...(P. Vargas)

La Lupita, la Yola y la Pía: Igualmente, muy agradecido...muy...

Antonio dijo...

En medicina se dice que uno está bien mientras pueda señalar dónde tiene la herida. Tómalo como una metáfora. Mi felicidad consiste en hacer lo que puedo, no siempre lo que quiero, tomarme un café en un bar, leer el periódico y saber que los míos se encuentran bien. Todo lo demás es vanidad.

Saludos.
Antonio

Lourdes dijo...

Asi es uno nunca esta satisfecho con lo que se tiene creo yo. Uno deberia de agradecerle a Dios por las cosas buenas que uno tiene pero a veces es mas facil concentrarse en lo negativo.

Para mi el ser feliz es sentir... sentirme triste a veces, feliz en otras ocasiones, enojada, contenta y asi, sentir, permitirme sentir cualquiera que sea el sentimiento de una manera plena...
no se... La perspectiva de la vida cambio mucho para mi desde que nacio mi primer hijo, lo normal es ahora increible y lo que antes parecia importante a veces no lo es. Creo que una leccion importante que me ha dado es a valorar y disfrutar mas de cada momento.
Yo soy en general muy optimista y a veces me desespera que siempre le tengo que buscar el lado positivo a las cosas pero bueno asi es en mi caso, cada persona es diferente... lo unico que es importante es permitirse de vez en cuando sentirse feliz y agradecido por lo que se tiene.

:-)

saludos,
L

Anónimo dijo...

Ah que cursisss!!!

David dijo...

Suena cursísimo, y bastante gay, pero hoy hiciste que alguien que ni conoces, que encontró tu blog por accidente hace como un año y que no había vuelto a entrar, se pusiera de buenas, eso sirve? Ojalá.