lunes, 20 de julio de 2009

Agriopuerto

En el mostrador de la aerolínea conocí a una pareja de mexicanos que tenían cuatro hijas gordas y seis maletas robustas. No imaginan el ejercicio de cálculo que desarrolló el papá para nivelar el peso de cada uno de los equipajes y lograr que ninguno excediera las 50 libras. El pobre tipo sacaba ropa, mugre y bisutería de una maleta y la metía en otra; luego, una por una las iba montando en la báscula para comprobar que no le fueran a cobrar peso extra.

Cuando una maleta todavía mostraba sobrepeso, sacó de ella una bolsa de mano de Hell-o Kitty y ahí metió sudaderas, cajas de chocolates, chingos de calcetines, etc, y enseguida le ordenó a la más grande de sus hijas hacerse cargó de esa bolsa de mano durante todo el viaje. Después de varias agachadas para balancear su desmadre y de enseñarnos a todos los de la fila su boscosa raya trasera, el jefe de familia logró su misión, pues el último equipaje pesó 49.5 libras. No puedo olvidar que la esposa brincó de alegría (sí, brincó) como si se hubiera ganado el acumulado del bingo.

Después de presenciar esta matemática mexicana y de hacer el riguroso semi striptease en los pasillos de control, me dirigí al diuti fri para comprar una loción, sabiendo que desde hace mucho tiempo no huelo a nada, más que a mismo. Durante un rato anduve acercando la nariz a las tapaderas y rociando pedacitos de papel para improvisar un casting de aromas. El resultado fue un homenaje a la confusión pues a los 10 minutos ya no sabía a cuál de las fragancias correspondía cada papelito y mi olfato perdió la capacidad de asombro, ¡todas las lociones apestaban a lo mismo!, apenas podía diferenciar las muy ácidas o muy dulces.

Al final apliqué el dicho primitivo que dice botella mata esencia y escogí la loción que tuviera el mejor empaque. Ganó una cuyo frasco es un puño apretando el atomizador (así, como ahorcando el ganso). Para dar fe y legalidad a mi condición de cliente aprovechado y trepador, apliqué dos o tres veces el tester en cuello y muñecas, según yo para irme familiarizando con la loción... A la media hora el olor me pareció un poco delicado pero espero que mi sudor equilibre la pestilencia.

Termino este post con una recomendación culinaria. Si alguna vez se encuentran hambreados en la terminal 53 del aeropuerto de Los Ángeles visiten la cantina El Cholo donde pueden desayunar un Burrito Verde, el cual no tiene nada que ver con gastronomía vegetariana.

Se trata de una tortilla de harina tamaño a escala del Boeing 747 que lleva en su interior arroz, frijoles y carnitas. Encima le ponen queso rayado bañado en salsa verde -de allí el nombre- y, para rematar, te ponen un chopo de guacamole a lado. El sabor de las carnitas no se acerca al que disfruté de niño en Uruapan, Michoacán, pero para ser comida mexicana hecha por paisanos y vendida en un aeropuerto de Estados Unidos, está muy bien. Además, el platillo ofrece una asimilación expansiva: Te lo echas en la mañana, lo eructas por la tarde, y casi casi lo digieres por la noche.

Viva Villa. Viva la flour tortilla.


Buen lunes. Se me antojó empezar la semana con una canción. Si quieren opriman aquí.

12 comentarios:

Eudiza Quevedo dijo...

Jajaja, pa tu próxima vez en el Diutifri mi estimado avisa qué tipo de fragrancias te gustan y con gusto le asesoramos.

Only the Brave de Diesel por lo que he leído sólo tiene a su favor el frasco de puño ¿cómo te fue con el aroma?

Kózmica dijo...

Pensé en verdad que se trataba de un taco vegetariano.

Yo soy alérgica a los olores, ni me acerco a las vitrinas de las perfumerías. Espero que el aroma haya sido el indicado.

Me encanta the roots! la niña que sale en ese video es relinda y tierna.

Saludos!

ontobelli dijo...

¡Se me antojó el burrito! yomi yomi

Una vez estafaron los de AeroMéxico por 9 kilos de exceso de equipaje. No le quité el gancho a nada cuando hice la maleta y me salió caro. XD

Yamely Escobar dijo...

Diversión en LA..?..
ojala que esa entrevista haya quedado Wwow!...
esperare mi autografo de Izzy..
porfavoorrr ;)
jajaja..
saludos y besos a ti y a tu linda familia.. :D

escucha mis podcast
www.frekuenzia.com

NTQVCA dijo...

Desde ayer leí tu post, lo más cercano a tu recomendación fue una gordita de carnitas, bastante buena, pero por antojadisa no pude ni cenar.
Lo de la loción creo que la Maga te hará saber si fue la indicada.
No había escuchado a The roots, me latío, gracias!

Lau dijo...

E!! se ve que el burrito estaba bueno jeje... oye un tip para neutralizar el olr de las lociones, generalmente las encargadas (dos) tienen saquitos con cafe y te los dan a oler, esto te quita el amontonamiento de aromas :D
buena semana!! saludos y sonrisas colgate!!! :D

Asgard dijo...

que bien... con eso de que los chinos han casi monopolisado la "cocina economica" vendiendo comida china por todos lados y dios los perdone.. fucilandose recetas y "achinandolas" almenos asi pasa por estos lares

El Contador Ilustrado dijo...

ese burrito verde suena increible

Ale dijo...

Híjole! Se me antojó el Burrito Verde y eso que acabo de comer (Pero eso no es novedad).
Siempre he pensado que la comida de aeropuerto es por antonomasia pésima, pero me he topado con buenas sorpresas como las famosas tortas locas Hipocampo del aeropuerto de la ciudad de México (y los blueberry muffins del aeropuerto de Toronto)
Muchos saludos!

Angélica Meza dijo...

Ojala todo este bien, un fuerte abrazo, Lo escribo aqui, porque arribo no pude
Se feliz

Alice dijo...

respecto al post-parentesis, te mando un abrazo grande!!!
xx

Kózmica dijo...

Por el post de arriba, un abrazo bien fuerte.