jueves, 14 de mayo de 2009

Melancolía del pañal

Inocente yo y todos los papás que esperamos el día en que los hijos dejen el pañal para ahorrarnos ese gasto, sin advertir el drama que significa entrenar al ex bebé a defecar y orinar en el escusado.

Un pañal es como una tarjeta de crédito simplona, es decir, el niño caga ahora y tú limpias después. Pero cuando le quitas el pañal al crío es como si te amarraras a una American Express Gold, esas tarjetas mamonas con las que tienes que pagar el total del crédito en una sentada, es decir, limpias en el momento en que él caga.

El pañal es el candado con el que retardas el contacto obligado e inminente que tendrás con el nauseabundo desecho. Su ausencia, entonces, es una puerta abierta que urge tu presencia para lo que venga, a como venga.

Lo torcido del asunto es que tú le pides al niño que te avise cuando sienta ganas de aliviar el cuerpo, pero en realidad sus señales muchas veces son de falsa alarma. Llega un punto en que no sabes si el niño aprieta el culín porque en efecto ahí viene la caca o si es otra de sus mañas para controlar tu tiempo, tu espacio, tu paz, tu equilibrio, tu paciencia, tu tú.

Debo aclarar que yo escribo esto muy a toda madre, de lejos, pero el paralizante entrenamiento del esfínter anal/uretral de Mateo lo ha adoptado la Maga con una sospechosa valentía.

La dinámica es la siguiente: El más amado se pasea en trusillas de dinosaurios por toda la casa hasta el momento en que entra en trance, luego gira como trompo y enseguida se lleva las manos a su inmaculado pizarrín alegando que tiene ganas de ir al baño. En ese momento de pánico-no-pánico la Maga deja los frijoles en las brazas para montar al de las ganas en un escusadito que va encima de nuestro escusado. A esas alturas si Mateo mea o surra no importa mucho, lo que importa es que salga "algo", o sea, que la alarma sea auténtica y no inventada.

Percibo que a la Maga no le da problema ponerse al tú por tú con el excremento, pero sí la tiránica costumbre que tiene Mateo de decirle que ahí viene el lobo cuando en realidad no viene ni madre.

Me gustaría insistir en la envidia generacional que me produce mi hijo. Por ejemplo, a él su madre le promete y le cumple premios si avisa a tiempo y defeca con precisión. En cambio a mí me manda a evacuar al baño de servicio, o de lo contrario a prender velas e inciensos en el baño matrimonial como si fuera yo a rezarle a la santa mierda.

Pero no todo es drama. Haber dejado atrás el pañal ha permitido a Mateo encontrar placeres genitales que antes se perdía en los pliegues amortiguantes del lienzo desechable. El otro día su mamá lo cachó con las piernas abiertas rascándose los huilburs. ¡Oh!, gran pasatiempo que lo acompañará hasta la muerte.

21 comentarios:

Do the Doo dah dijo...

La crónica del pañal! Y yo ni usé el chupón jamás, sniff.

NTQVCA dijo...

¿Puede creer que sus textos provocan que alguien permanesca frente a su pantalla con sinrisa de imbecil mientra lee, hasta que alguien se para frente a ella y se da cuenta de lo que pasaba?

Lau dijo...

jaja! está excelente este post!! yo a los huilburs les llamo getulios jeje
saludos!!

Romina Power dijo...

Tan chamacos y ya empiezan a agarrarse las bolas... dejarán de ser hombres jaja.

Simple Poeta+ dijo...

ok...ya quedó anotado para cuando tenga a mis huercos...

PD... Jamás volveré a ver una tarjeta de crédito con los mismos ojos. :P

Morinakemi dijo...

Escatológico.

Anónimo dijo...

jajjaja qe risa me dio el post!!!
saludos y suerte en esta nueva etapa!!!

Fede Fiesta dijo...

Me encanta esa creatividad para meterle chispa al día a día.

Excelente post

BRENDA dijo...

Bueno, bueno, y no te ha tocado cuando se enferme del estomaguito y no alcance a llegar al tronito....jeje... eso sí es terror!

Saludos y también usted participe, no sólo la Maga eh?

Ave Fenice dijo...

no manches te la banaste con este post. Esta genial!

Kózmica dijo...

jajaja vaya historia! y lo peor es que es de popos y pipis y nos tienes pegados al monitor leyendo jaja.

Una felicitación al más amado por dejar atrás su pañal, ya está creciendo el chamaco :(

Saludos

El Belo dijo...

Jajaja y retejajajaja. Qué buena onda esa del más amado tocándose los "tanatillos".
Oye yo no tengo hijos aún pero algo en que coincido contigo es en eso de que también me mandan al baño más alejado de la casa a dejar mis aromas. jajaja.
Saludos.

Mr. Ñets dijo...

Update:

Hoy, 15 de mayo del 2009 a las 13:04 horas, Mateo cagó por primera vez en su bañito portátil.

Su madre le ha dado de premio unas herramientas especiales para trabajar la plastilina.

El entrenamiento sigue.

Saludos a todos.

Lupita V dijo...

El Matewas, ya es grande!!
besos al principito!!

maga dijo...

Eugenio platicale a Brenda que paso ayer cuando "participaste",
bendeciste el baño y no necesariamente con agua bendita...

Mr. Ñets dijo...

Brenda y Maga: Lo que pasa es que se ve más fácil de lo que es.

Cuando uno quiere ayudar nomás estorba, caon.

Juro que quise dirigir su miembresillo hacia abajo para que saliera el chizguete de orín en línea recta descendiente... pero no sé porqué salió para arriba, sin control.

Zas.

Anna dijo...

exelentee!!
que se inicie una subasta de pañales d Mateo!!
jajja..
como el chiste de que...
estaban un oso y un conejo haciendo popo en el mismo sitio..entonces el oso dice..
-conejito.. no te molesta que te quede caquita pegada en los pelitos??
-no, para nada- dice el conejo..
y entonces el oso agarrá y se limpia el cu**... con el conejo..

jeje.. sorry.. es que me da mucha risa...
saludos Don Ñets

eMe.Hå. dijo...

jajajaja me sacaste carcajadas antes de las 7 am y casi despierto a todos XD

a mi me han llegado meadas al cambiar el pañal :P

acá a los chicos les quitan el pañal tarde. Algunos llegan a los 4 años usando pañal. Yo creo que haré lo mismo, a no ser que el marido quiera limpiar :P

abrazo!

Lourdes dijo...

jajaja Suerte en el proceso.
ahh me gusta Manda Diao

saludos y buen fin de semana

kerubin@ dijo...

Felicidades a Mateo y a sus papis!!! Al uno por sus logros y a los otros por su paciencia... lo bueno es que su papi se lo toma con filosofia y buen humor en el teclado. Aunque en casa sea otro boleto :-P

Saludos Eugene.

BRENDA dijo...

Ja Ja Ja Ja... pues a veces es mejor dirigir y no estorbar, yo creo que por eso mi hijo no ha querido, dice: -yo solito mami, tú no me ayudes- jijiji
Un saludo a tí y a Maga de una mamá que también acaba de pasar por eso.