miércoles, 14 de octubre de 2009

Alarmala de tos

Peor que la tos propia es la ajena y aún más pinche es la que nace y se desata en y desde las fauces de los hijos. La tos es de las pocos síntomas patológicos que se comparten con el prójimo, que lo joden, que le echan a perder la atmósfera, por eso cuando tu hijo tiene tos ya valió madre, sea ésta de perro, seca, o flemosa; en todas sus presentaciones la tos es chingativa para el que la padece y para el resto. Aparte de la molestia, la tos de los hijos nos duele tanto o más que a ellos, lo juro.

Un adulto dócil es un tosiento consciente que para no molestar al de a lado tose para adentro o se mete al baño y se amordaza a una toalla para contener la tos que viene como tormenta en tamaño bonsai, o de plano en la madrugada se larga a la lavandería a toserle a las cochinillas noctámbulas; pero los hijos, tan dueños ellos de su tiempo y del nuestro, tosen al gusto, a granel, con el pecho abierto, con descaro e imprudencia, a como viene.

Una de las propiedades que tiene la tos infantil es que le gusta manifestarse más en la noche que en el día. Además es engañosa como señora gordita metida en faja pues una vez que creemos que el pequeñín ya no va a toser (a eso de las tres de la mañana) y nuestros párpados por fin han logrado sellarse, alcanzamos a percibir primero un "cof, cof" introvertido que resulta hasta tierno, pero que luego degenera en ladrido de foca. Propongo organizar un combate en donde el tosido de los hijos se enfrente al fastidioso chacualeo de una llave que gotea para ver cuál de los dos ruidos es más efectivo para perpetuar el insomnio.

Mocedades cantaba: ¿Quién puede vender conmigo la paz de un niño durmiendo?
Yo canto: ¿Quién puede recuperar la paz teniendo un niño tosiendo? ¡Nadie!

En estos días el clóset de Mateo es como un campo de concentración que agrupa jarabes para la tos. Al pobre le hemos dado un nutrido coctel, por supuesto con la supervisión telefónica de su pediatra de cabecera, pero no habíamos hallado la cura plena hasta que el lunes el pedacito de caos tosedor y su sanísima madre acudieron al consultorio del discípulo de Hipócrates. Ahí le fueron recetados más jarabes con los que, -ahora miércoles-, parece (p-a-r-e-c-e) haber cedido la tos.

La Maga me platicó que saliendo del consultorio Mateo se aventó una pregunta de la cual no quiero olvidarme jamás y que por eso aquí les comparto. Dijo:

-"¿Por qué los niños enfermos no están feliz?" (sic).

Es cierto hijito, los niños enfermos no están feliz, ni mucho menos sus papás.

13 comentarios:

Mrs. Solís dijo...

Què bonito y prometedor desde luego, que un niño tan chico, sea tan conciente de sì mismo.

AveFenice dijo...

ahora si que me alegraste el dia... tas bien safis corris

Ann dijo...

si esa cantidad de jarabes se la recetan a un adulto anda uno apendejado todo el día, en cambio a los niños el coctel de antibioticos les hace los mandados.
recientemente mi hija enfermo y le mandaron chorrocientasmil pastillas y la mareada y sin dormir era yo, en cambio ella traia una pila ...... claro, andaba dopada.
espero el jarabe pare la tos.

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué bueno que la tos ya cedió un poco.
Tengo un caso aquí al que también hay que prepararle coctel cada vez que enferma, y peor ahora que se le declaró el asma.

Lo bueno es que dentro de poco Mateo va a olvidar que no fue feliz durante su enfermedad. Lo malo es que a los papás no se nos olvida y la piel se nos seguirá poniendo chinita con el más leve "cof" que surja de sus boquitas.

Kózmica dijo...

"alcanzamos a percibir primero un "cof, cof" introvertido que resulta hasta tierno, pero que luego degenera en ladrido de foca"

Disculpa, pero como me has hecho reír con esta frase.

Y sobre la pregunta, tan lindo Mateo, hay cosas que uno de niño no se explica, tan sencillas y a la vez tan complicadas que te aseguro a la primera no sabes qué decir.

Saludos!

Lau dijo...

ayyy pobrecito Mateo :( que lindo con su pregunta!! oye miel con limon....también para no meterle tanto medicamento :( que se mejore Mateo

BRENDA dijo...

mi hijo ha estado enfermo de tos y le dura mucho, pero últimamente cuando le da tos ya no es tan fuerte, quiero creer que está bien de defensas o será que ya no me traumo tanto cuando empieza a toser? es que como dices al mínimo "cof, cof" ya estaba yo muy miedosa de que se convirtiera en una tormenta de tos que todos padeceríamos, pero también hay que tomar las cosas con calma, si tú sufres imagínate el chiquillo!
Saludos
PD. ponle vick en los piecitos y luego sus calcetines cuando se duerma... creo que si es efectivo.

Bai duende dijo...

Querido Ñets, Brenda tiene razón, Vick o crema de tomillo en los pies, con calcetines, gruesos, le para la tos como por magia.

Sí, es HORRIBLE verlos tose que tose, mi crío estuvo así 6 meses (desde los 4 hasta los 9 meses d edad).

Tras mil antibióticos y jarabes, lo único que le quitó los achaques fué la homeopatía, la paciencia y lo de los pies.

jjejeje! Ladrido de foca o graznido de cotorro, es injusto verlos sufrir!

Q se recupere pronto tu monster

NTQVCA dijo...

No imagino lo mortificante que debe ser que un hijo este enfermo, aunque sea de tosesita.

MLD dijo...

LO DEL VICK JALA CABRON FLACO....Y SI NO EL IPOD CON MUSIQUITA,,,A MI ME JALA ESO!!!!!

montserrat dijo...

BUENO..... TE VOY A CONFESAR QUE LLEVO DIAS LEYENDO TU BLOG....ME ENCANTA TU FORMA DE ESCRIBIR ...ASI TAN NETA..... TIENES UNA FAN MAS ....PERO MATEO TIENE UNA ADMIRADORA MAS ! QUIZAS EMPIECE HACER SU CLUB DE FANS Y SER LA PRESIDENTA......
CUIDA A TU MUJER ! UNA SONRISA DE LAS QUE LE DAS A MATEO TODOS LOS DIAS DEDICASELA SOLO A ELLA....
SALUDOS DESDE EL DFCTUOSO

Lu dijo...

Hola Eugenio..
Como madre de 3 tosientos infantes conozco un montón de remedios y lo que ha funcionado es la medicina homeopática.. y unos aceititos muy padres..
Saludos
Lu

Mónica Gutiérrez dijo...

La tos es una de las peores pesadillas de los padres, en eso estoy de acuerdo. Tengo 2 semanas lidiando con la propia y, lo que es peor, la ajena "porque uno como quiera, pero ¡¡las criaturas!!".

Cuídate y cuida a Mateo. Que su sabiduría no se acabe nunca. Te mando un abrazo.