jueves, 8 de octubre de 2009

DM

No sé si ésta sea la tribuna adecuada para decirlo, pero de igual forma se los digo porque además no tengo otra tribuna. Ahí va: Yo no me quiero morir. Así de simple. No me quiero morir ni hoy ni antier. Todavía no, por muchas razones, una de ellas es porque aún quiero saber lo que se siente oprimir el mouse para publicar un texto en donde escribo que no me quiero morir.

Soy proclive al azote, tengo ira contenida que no sé cómo manejar, conservo complejos de leche, llego a las metas apenas de vuelito, soy autoboicoteable, leo el Secreto al revés porque atraigo puro pesimismo, no sé de qué hablar en las salas de espera -y a veces ni en las reuniones familiares-, y si tuviera 20 años menos sería otro emo desnalgado caminando en la Macroplaza. Sí a todo lo anterior, pero no me quiero morir. Me gusta esto, lo que soy, lo que sea que yo sea.

A pesar del fatalismo por goteo que padezco soy puntual en hacer conciencia de los momentos que me gustan. Y no hablo solamente de saber apreciar los cambios de color que trae el otoño, o de disfrutar las adaptaciones de Mateo en el mundo reveladas en sus tantos gestos, o la humedad que nos eructa una ola de mar, o los frijoles inigualables de mi mamá, o la complicidad de los árboles; sino de esos momentos de felicidad urbana como encontrar la mejor butaca del cine aún con la boca hecha babas antes de morder un hotdog, o entrar a un elevador en donde acaba de salir una mujer bonita pero no así su perfume, o hacer sobremesa tras un concierto de Depeche Mode recuperando en cerveza lo que el sudor se llevó.

Me queda claro que no me quiero morir, pero además agradezco a los que sí quisieron morirse algún día pero fallaron en el empeño. Hace meses premié con un post a Scott Weiland por su suicidio interceptado el cual me permitió verlo cantar en vivo. Ahora le agradezco a Dave Gahan por la misma razón. Y no es que quiera abrazarme del drama otra vez, que sí, pero es que la verdad Depeche Mode me gusta muchísimo. La sobriedad de Gaham me da tantas razones para embriagarme de gusto y agradecer que ninguno de nosotros -te incluyo a ti- estemos muertos todavía.

El martes los vi, y aunque ya los había visto en vivo eso no importa porque los volvería a ver hoy en la noche y mañana y hasta en un matiné dominical.

Algunos generales del concierto: Lamenté que Martin Gore no tocara la guitarra al final de "Home", sin embargo el sonido que hicieron nuestras gargantas imitando el que él hace con las cuerdas fue un buen suplente. Dave Gaham no se quitó el chaleco, y no lo digo porque quiera verle los tatuajes completos, pero siento que un buen concierto de DM debe terminar con él bañado en sudor y descamisado completamente; en esta ocasión sucedió lo primero mas no lo segundo. Al final, Andrew Fletcher no pudo hacer la caravana completa por la panza en bola que se carga. Con madre. Y bueno, siempre en estos casos hay canciones favoritas ausentes que el grupo no toca, yo iba con cinco peticiones personales de las cuales sólo me faltó escuchar "Useless" que aquí les dejo. (Aquí tocamos lo que ustedes piden).

10 comentarios:

AveFenice dijo...

alguna vez escribi algo asi, me recordaste, acerca de la pregunta que hace Viktor Frankl: Porque no se suicida usted???

Que bueno que sigues vivo. No te pierdas de nada.

No conozco a alguien mas, que disfrute como tu, de todo de lo permanente y lo transitorio, de la soledad y de la compañia... bueno, al menos eso proyectas en tus escritos.

Tanis

Mel dijo...

Es cierto de Pe a Pa lo que dice Sr. Ñets..pero si es ud. tan pesimista como dice, no ha pensado en alguna ocasion lugubre....y que pasaria si muero? No ha jugado Ud. con la remota posibilidad?? Digo siendo pesimista cronico es lo logico..no? Pues yo si, y esos pensamientos nefastos y negros son lo que me hacen disfrutar de los segundos mas x de la vida, es lo que hace que se pueda apreciar la ironia, y fragilidad de la vida..... Su pesimismo señor Ñets, es lo que lo hace tan gozoso..ironico no? Teng ud. excelente tarde

NTQVCA dijo...

¡Mr. Ñets!, me ha dejado asombrada, yo, que soy la Reina del drama y de la depresión, a mí, que me daba pena que alguien como usted leyera tanto "suelo"...pero me cae bien fijese, por venir aquí a esta tribuna a escribir que disfruta tanto ser como es que no se quiere morir.
¡Salud por eso!

la MaLquEridA dijo...

Vaya, pensé que era la única azotada en este mundo bloggeril, pero ya vi que no.


Saludos.

¿No te gusta Precious?...¿Wrong?...

ontobelli dijo...

Pues no te mueras.

¿Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?

Lau dijo...

Depeche es la netaaaa!!! me encantan!!!; yo tampoco quiero que te mueras :)....un escritor asi no debe morir, buen fin!!

Kózmica dijo...

Me ha asombrado sobre manera su relato, jamás me imaginé que usted pensara todo esto de la muerte y de los dramas. Pero se vale, creo que por eso escribimos en blogs, somos sensibles hasta la médula.

Saludos!

Bruno dijo...

Depeche Mode....los viste, y los volviste a ver... yo el proximo 17 de octubre aqui en Buenos Aires espero poder disfrutarlos...
Interesante tu Blog.
Saludos !!!!

MLD dijo...

POS NO TE MUERAS HOMOSEXUAAAALLL!!!
POR CIERTO NO VISTE AL INOMBRABLE??????JAJAJA

Julio C324r dijo...

Snif... vino Depeche Mode y no los vi... me quiero morir!

Ja ja. No, no es cierto.