lunes, 2 de marzo de 2009

Some kind of wonderful

En esta parte del mundo la vida es una carrera de relevos de deuda a 50 años planos.

Apenas terminas de pagar una cosa todo bofeado y con el hocico sangrando cuando ya estás comprometiendo la firma en un gasto nuevo. A partir de abril ya no pagaré mi carro, pero seguramente en su lugar encarnará otra deuda y así per secula seculorum (nomás no se culée).

Después de 48 pagos, el Astra es mío: hoy hice el ultimo depósito. Cumplir un crédito a largo plazo significa que terminas de pagar las cosas que antes querías varios años después, cuando ya no las quieres tanto porque están medio descompuestas o deschistadas.

Los primeros días de cada mes desde hace cuatro años las  mañanas se me fueron parado en la fila de un HSBC con mi forma firmada y en la mano tres mil doscientos cuarenta y seis pesos. Ya no más. 

Pero me libero de una deuda para amarrarme a otra. También hoy, antes de las nueve de la mañana empezó ese dolorcillo en el estómago que me da siempre que la realidad me plantea un cambio. Dolorcillo de adrenalina, temor, emoción. Todo porque Mateo, nuestro lingote de caos, entró al kinder. Repito a los de atrás: ¡al kinder!. El gasto cambia de cara.

La entrega a sus correctores a sueldo (los padres no tenemos honorarios) no fue una escena en cámara lenta, la verdad es que el momento se fue rapidísimo. Llegamos a una casita con graffiti de Winnie Poo, la maestra de la entrada nos dio unos pocos segundos para que yo tomara la foto histórica de Mateo con su lonchera de Cars, el niño dijo cheese e inmediatamente nos dio la espalda para caminar rumbo a los brazos de una señora desconocida que lo cargó y lo introdujo a un recibidor lleno de niños de cuyos nombres, enfermedades, alergias y perversiones nos iremos enterando el resto del año.

Cuando la puerta se tragó a nuestro hijo, la Maga y yo nos atravesamos en una mirada coctel de nostalgia-alegría-vacío-oraquehago-ternura. La Maga puso cara de emoticon con la boca chueca hacia abajo. Hoy, Mateo inicia su larga vida académica (¡hueva!), y con ello se abre también la sana distancia entre él y nosotros, que ya sentimos el nido medio vacío.

Para rematar este lunes especial, hoy Ramona cumple cinco años y creo que no le pudimos dar mejores regalos: Un pingüino Marinela e inscribir a Mateo en el jardín de niños para que ya no la joda -por lo menos- en las mañanas.

Si se trata de copiar frases publicitarias, hoy yo me quedo con la que dice ese anuncio de seguros: Vivir es increíble.

8 comentarios:

Tabita dijo...

Muy cómico tu post ;) que bueno que Mateo no lloró, al menos hasta que entienda que pasará los mejores años de su vida empotrado en un pupitre... y bien por Ramona, los pinguinos son lo máximo.

Besos

NTQVCA dijo...

Tendre presente eso de vivir cada vez que tengo que hacer el pago de mi tarjeta de credito!

Saludos

Cabrón Insensible dijo...

Jaja, qué chido, pos felicidades por tu hijo y por la deuda que queda atrás, saludos.

MLD dijo...

DALE DOS DIAS AL SENSE AND SENSIBILITY Y VERAS QUE AL RATO HASTA TE ENCABRONA QUE NO VAYA AL KINDER, PRIMERO POR EL BILLULLO Y DESPUES POR EL RESPIRO QUE LE PROVOCA A LA MAMA DE ESA CRIATURA(MAMERO) DE TENER 3 O 4 HORAS PARA ELLA Y POR ENDE QUE EL TELEFONO DE UNO DEJA DE SONAR DOS O TRES VECES MENOS POR DIA, TE LO ASEGURO........POR OTRO LADO FLACO, ESE TITULO QUE LE DISTE A ESTE POST ME REMOVIO DOS QUE TRES FIBRITAS QUE HASTA ME DIO CHAQUE...QUE PELICULON!!!! SIN SERLO......

Lau dijo...

que bueno que Mateo no lloro cuando entro a la escuela :)

David dijo...

Pues felicidades por Mateo, y felicidades por el carro ya pagado!
Cuando te des cuenta, estarás yendo a la graduación de la Universidad. No te pierdas ni un momento, y ahí va otra frase trillada de comercial pero que es cierta hasta las cachas: la vida es ahora.

Lourdes dijo...

que risa con el post E, Felicidades a Mateo :-) cuero que no lloro.
Mis hijos tampoco lloraron en su primer dia solo les vi el polvo corrieron al kinder muy emocionados y aman su kinder

yo estoy ahorita en el proceso de enviar a Christian a la escuela, ya no juegan tanto y la cosa es mas seria...bueno eso dicen pero por momentos quisiera congelar el tiempo para que se quede donde yo pueda protegerlo
en fin etapas que uno tiene que vivir
disfruten de esta etapa :-) felicidades por tu carro y el presente es lo unico que tenemos como dice la Venegas

saludines
Lourdes

Mr. Ñets dijo...

Hola a todos.

Pues Mateo lloró hasta el tercer día (según las escrituras).

Hoy lo dejé en el kinder y antes de bajarse del carro soltó un llanto en do menor. Me fui todo tembloroso de ahi pensando muchas cosas. Pero bueno, así es esta cosa.

Muchas gracias por acompañarme en estos post tan personales y tan sabe cómo. ¡Saludos!