viernes, 20 de marzo de 2009

Creep

Generalmente nos hacemos populares entre la raza, la muchachada, la chaviza y el mequerío por payasadas que generan simpatía entre el auditorio adolescente. Un día somos estudiantes de leche y nos paramos frente al pizarrón a efectuar una acrobacia de crucero y a cambio obtenemos un premio de risas, o un apodo con estatus, o inmunidad por parte de los pesados del salón. Para ser aceptados en la cárcel académica funciona ser el payasito del grupo.

En tercero de secundaria yo era muy hábil y me imagino muy chistoso para narrar una carrera de galgos en inglés sureño precolombino. Pero mi acto estelar consistía en imitar al maestro Jameson que nos daba matemáticas siempre al borde del paro cardiaco. Mi fama se hizo tan grande y hubo tantos soplones alrededor que el último día de clases el profesor me paró frente al salón y me dio permiso de parodiarlo en su cara.

El problema es que pasan los años y sigues siendo para tus contemporáneos de pupitre el mismo esquincle que podía repetir el abecedario con eructos o torcer los párpados como zombie. Llegas un día al banco y te encuentras a un ex compañero en la fila que te dice: "A ver, hazle como le hacías antes, a ver, a ver , hazle...". Y pues no mames, como que ya estás chiludo para realizar los esketches cómicos que te dieron nombre y gloria antes de que te rasuraras a diario.

Creo que lo mismo les sucede a los grupos de rock. Imagino, por ejemplo, el día lejano en que Radiohead compuso Creep. La lanzan al mundo y entonces las masas tutsi pop abrazan la canción porque ¡oh, maravilla! exhibe a los ingleses como seres humanos que también se sienten mierda y pocacosa de vez en cuando. En seguida vienen los millones de copias vendidas y, ni modo, a poner cara de menso en los Grammys.

A través de sus siguientes discos, la banda entra en ese incómodo laberinto de la "evolución musical" y llega la hora en que no les late mucho tocar la rolita aquella con la que se dieron a conocer porque la melodía se hizo muy comercial, muy sosa, muy terrenal, muy de secundaria, muy de Don Pedro con coca, muy de calzón miado. La que algún día fue tu tarjeta de presentación ahora es una vergüenza que quieren esconder bajo el tapete. Si a muchos les gusta esa canción entonces se vuelve indigna de la reciente "madurez" que como grupo han alcanzado.

Por supuesto que hay fans sólo de esa canción. Esa gente -la masa- sólo quiere oír Creep en los recitales, pero hay otros fans -la minoría, según ellos, los elegidos, los que sí entienden cómo está el pedo- que convierten a la banda en un culto cuya traducción no está al alcance de todos.

En resumen, la cosa pierde color como decía Radio Futura (otro gran radio) pues queda dividida en tres partes: los fans impuros que quieren oír Creep, la banda que pretende sordearse de esa canción como si nunca la hubieran compuesto y los religiosos del culto que podrían aventarle caca de ganso al vocalista si una noche decide darle gusto a la perrada cantando la pieza de la deshonra.

Me imagino que pedirle a Thom Yorke que toque Creep es como pedirle a un amigo que haga las gracias que hacía en la secundaria. Entra el juego del "no mames, ya estamos grandes para esas mamadas" y cosas por el estilo.

¿A dónde se fue este post? Quién sabe. Lo que quería platicar es que yo soy de los miles-millones de personas que no fueron a los conciertos que Radiohead dio en el DF, pero he leído acá y allá un debate medio inútil acerca de la conveniencia de tocar o no Creep. Como no fui y me lo perdí, oigo a los afortunados que sí fueron discutir estas mamadas y me siento como el mendigo hambriento que observa desde la ventana de un buen restorán a dos comensales ostentosos discutir airadamente la conveniencia de pedir medallones de res o costillas de cordero. Yo como pordiosero les gritaría: ¡Coman lo que hay cabrones, disfruten sus privilegios, no se metan en aguas bravas existenciales, bájenle a su pedo!

Muchas veces estar es mejor que no estar. Y ya.

VIERNES MUSICAL.- A mí me gusta Radiohead, el de Pablo Honey (en donde viene Creep), el de Kid A, por supuesto el de OK Computer y también el de In Rainbows. En el desaparecido Kokoloco sintonizaban una canción cuyo video es tan inquietante como la música y la voz. La ponían a las tres de la mañana, hora en la que se hacen los planes imposibles, y de pronto los ahí presentes volteábamos al monitor para perdernos en Paranoid Android. Es inolvidable la tanga con picos. Buen fin de semana.


16 comentarios:

NTQVCA dijo...

Yo contaré solo en borracheras, de como no fui a ver radiohead en el 2009, porque uno de mis mejores amigos, decidio irse en ultimo momento con su recien adquirida novia!

De ahi la razón de que no haya leido ni un solo post acerca del concierto.

Aún asi: Universo, mandame un novio como Thom Yorke!

Anna dijo...

Creeeeep!!!...
bueno, si ... es parte del recuerdo..
jaja
cuenta que cosas hacias ademas de imitar profesores :D ..!!!
beso y saludo Don Ñets!!

Angélica Meza dijo...

jajajaja
Yo fui al concierto pero no soy fan, es mas, en mi vida habia escuchado al grupo, pero Manolo, corria, corria arrastrandome del brazo porque empezaba un grupo alemán que abrió el concierto y nosotros todavia no estabamos en nuestros asientos.
La vedad, me gusto, hubo música muy como de balada, que creo nadie se sabia, proque nadie cantó.
Todos (hasta yo que ni los conozco) gritamos, bailamos e hicimos la ola, estuvo súper.
Esa canción creo que Manuel si la quería escuchar, pero ni modos, ha escuchar en tu casa el disco
Besos y saludos al Mateo

Simple Poeta+ dijo...

buena analogía Nets

Damián dijo...

Nunca había analizado el porqué un artista/banda cambia su estilo y concepto con el paso del tiempo de la manera en que tú lo presentas.

Un grupo que me viene rápido a la cabeza y que puedo decir que me gustaba cuando los conocí, fue Rammstein con su propuesta en el disco Herzeleid, yo creo que me gustaron el 90 a 95% de las canciones que contenía ese CD, les perdí la pista por un rato por aquello de que no soy fanático ni seguidor de ninguna banda y me topo por azares del destino con sus creaciones más recientes, ¡ufa! cagué azul.

A mi simplemente me deja de gustar un grupo cuando pierde el estilo que logró agradarme, lo cual me haría caer en una llana y limpia actitud villamelón ó poser, cosa que no aplica en mí ya que mis gustos musicales son bastante eclécticos por no decir surrealistas.

Yo soy más de tener de de 3 a 5 canciones de un artista en mis bibliotecas musicales, nada de CD’s enteros y mucho menos discografías, yo creo que por esa razón nunca he comprado (ni creo comprar) un CD original, digamos que viene una ó dos canciones que me agradan ¿Qué hago con las demás? Por Jesús H. Cristo, ¡las pagué! (supongamos).

Ave Fenice dijo...

esta chida la cancion pero el video esta bien fumado...jaja

Cabrón Insensible dijo...

Mucha mamada hablar tanto de creep, ellos tienen el derecho de hacer su setlist como se les pegue la gana mientras salgan a dar todo, y desde mi punto de vista lo hicieron, jamás un grupo con esa trayectoria va a poder complacer a todos, menos si sus fans son una bola de mamones.

Lourdes dijo...

E yo con ir hubiera estado feliz, no se me ha hecho verlos aun. He leido y escuchado todo tipo de comentarios acerca de porque cantaron creep. Algunos felices, otros molestos porque la cantaron total nunca le das gusto a nadie.
si es que les choca cantarla pues Mexico deberia de estar contento entonces porque la toco para complacerlos y si no es verdad pues que ya no hagan tanto rollo ni que hubieran tocado solo esa cancion en todo el concierto no?
a mi si me gusta creep porque es cancion con recuerdos de una epoca muy padre pero me gustan tambien las mas nuevas.

Yo me imagino que si los harta el que muchos los identifiquen con esa cancion pero bueno minimo no fue one hit wonder y tienen mucho material buenisimo.

saludos,
L

Kózmica dijo...

Alguna vez pienso eso de Radiohead, o de Oasis...tienen que vivir con su cara de niños malos o tontos por siempre?, ¿será cansado?
¿Cómo quitarse la imágen que todos tienen de uno?...es difícil, complicado, así como eres en la secu se te quedará por los siglos de los siglos....

Saludos ;)

Ontobelli کτγℓع dijo...

Crea fama y echate a dormir. Todavia siguen acusando a Sinatra de mafioso y nadie le probo nada.

Andas en mood demasiado nostalgico, raro para tu corta edad.

¿A quien le importan los fans de Radiohead? ¿Desde cuando ellos son mas importantes que la banda?

A mi me gusta Creep.

Las bandas se deben a su publico, hacen conciertos para recolectar dinero, a cambio de que toquen lo que les gusta a los fans. Los conciertos no son para goce de los musicos. Por eso son PROFESIONALES.

Una tonteria la polemica que se ha desatado por Creep.

Saludos

Ontobelli کτγℓع dijo...

Por cierto que buen gusto tienes para las mujeres. Adriana Lima es una delicia.

Mr. Ñets dijo...

Oye Ontobelli, tú que todo lo sabes y lo que no sabes no lo publicas, ¿me puedes decir qué beneficios tiene la caza de focas que hace Canadá todos los años?

Saludos a ti y a todos los de arriba.

ontobelli dijo...

Mr. Ñets

Las justificaciones que he oido es que como Canada tiene una poblacion alta de pescadores, si no matan a las focas, las focas se comerian el pescado y los pueblos de pescadores sufririan. Alegan que la poblacion de focas esta fuera de control.

Pero me parece una justificacion muy debil. Como si un pais como Canada no pudiese estimular y subsidiar a esos pescadores para que se dediquen a otra cosa. Ademas de que las focas tienen derecho a estar ahi. Esos son sus territorios.

Pero no se puede esperar nada bueno de un pais que tiene a la reina de un pais genocida en sus billetes. Si no les importo masacrar humanos por todo el planeta, menos a unas focas que no van a quejarse a Amnistia Internacional o Human Rights Watch.

En plain mexican: son chingaderas.

Mr. Ñets dijo...

Gracias, Ontobelli.

Sí, son mamadas.

Ale dijo...

Yo también quería ir al concierto... y sí: la sensación medio amargosa de mendigo hambriento tras el ventanal del restaurante es inevitable, snif.

Marco dijo...

chingona la analogía ... estoy leyendo todo a destiempo pero chingón.