viernes, 20 de febrero de 2009

Pedacería

GUSTOS.- A veces me encuentro mejor definido por mis disgustos que por mis gustos. No puedo decir cual música me gusta pero sí la que no me gusta. Aunque esto -también- es condicional. La certitud es una: no sé qué me da más flojera entre Luis Miguel, su música o sus fans; en este caso particular el disgusto está empatado, es como una gráfica de pastel en donde las tres partes tienen el 33.33 por ciento de los votos.

La única manera de abrazar un disgusto (¡hacerlo nuestro, chinga'o!) es por obligación, cuando entra en juego el miedo a desaparecer de la nómina.

KATE.- El domingo son los Óscares y sé que a la mitad del mundo le dan güeva, a mí no. Ojalá que Kate Winslet (foto) se lleve el suyo, si no, sería la sexta vez que la actriz inglesa se queda en el 'ya merito' (debería jugar en la Selección Mexicana).

HELPS.- Nos encanta despedazar al ídolo que acabamos de poner en el pedestal. Es la ley del tabloide. Ahí tienen a Michael Phelps, quien para estas fechas ha mudado su nombre por el de Michael ¡Help! Primero lo cacharon fumando mota y ahora lo "acusan" de asistir a un teibol. ¿Qué querían?, ¿que se quedara de por vida adentro de una alberca olímpica nadando de ida y vuelta hasta la muerte como la embarcación de Florentino Ariza? El muchachito quiere vivir, ¡dejadlo!. Si yo fuera Michael devolvía las medallas de oro y me quedaba con el incienso y la mirra.

YO, ABUELO.- A través de este blog de cristal puedo ver el futuro. Hoy veo que durante la Navidad del 2047 los hijos de Mateo están hartos de mí porque soy un anciano necio que siempre les pone las mismas canciones. Pues ni modo angelitos, les digo yo-abuelo, ahí les van otra vez los Counting Crows.

5 comentarios:

NTQVCA dijo...

Iguanas con lo de Luis Miguel.
Que tal la foto de Kate?, ni la reconocia.

David dijo...

¡Qué superfoto de Kate! Mis predicciones: Oscar para Kate, Penn,Slumdog Millionaire, Danny Boyle, Ledger y creo que Penélope no, pero no se quién de actriz de reparto sí.

Tabita dijo...

Si yo fuera Michael Phelps me quedaría con la mota y las putas. Seguramente se dio cuenta que el "oro" por el que desvivió (porque meterse ocho horas al día en una piscina es el opuesto a dar vida) su juventud, no le produjo más que unas cuantas horas de felicidad que podría haber conseguido de muchas otras maneras que no terminarían tristemente en una Tabita opinando sobre su vida en un blog. Yo me quedaría con la mota, las putas y sobretodo el anonimato.

Antonio dijo...

"Si yo fuera Michael devolvía las medallas de oro y me quedaba con el incienso y la mirra." Sencillamente genial.

Un saludo.

Lau dijo...

pienso lo mismo de luis miguel y si voto porque dejen en paz al pobre de Phelps