miércoles, 21 de enero de 2009

Y entonces Laura dice...

A través del cine, la televisión, la literatura -y ahora los blogs- los hombres podemos realizar la acrobacia más divertida del hombre invisible: Meternos hasta la cocina en las conversaciones de las mujeres.

Es cierto que no en todas las charlas entre mujeres hay material entretenido, pues en muchas habrá temas de entero desperdicio -como en las conversaciones de nosotros, los machos que se respetan-, pero yo confío que algunos grupos de amigas han de platicar tan a fondo y con tanta carnita como lo hacían Carrie Bradshaw y compañía.

Hace 20 años Steven Soderbergh escribió el guión de Sex, Lies, and Videotape, película que él también dirigió. Yo la vi en el difunto Cinema del Valle sin el permiso de mis papás, y en ella me topé con una de las definiciones más interesantes acerca del pene que he oído decir a una mujer.

Aquél año, 1989, tumbaron el muro en Berlín, pero no fue la única barda ideológica que fue derribada para mí. El cineasta puso en boca de la actriz Laura San Giacomo una frase que hundió el mito ése de que a ellas se les hace muy fea nuestra "cosa". O por lo menos hasta que vi esa película supe -en mi clemente adolescencia- que no a todas las mujeres les daba asco el glande y sus derivados. 

Los adultos domesticados sabemos que los genitales son espantosos, -ambos sexos-, pero su función es tan magnífica que hasta nos parecen chulos, dependiendo gustos e inclinaciones, obvio. Al pene y a la vulva les sucede lo que a la vieja gorda, chimuela y fea que porque cocina muy rico la gente le encuentra un buen ángulo en las fotos. 

Aquí les comparto la dichosa frase a la que me refiero para que la estudien con detenimiento y luego la platiquen en el cafecito con sus amigas, o en el confesionario con el cura, o con el jabón en la regadera. Dice así:

"The organ itself seemed like a separate thing, um, a separate entity to me. I mean, when he finally pulled it out, and I could look at it and touch it, I completely forgot that there was a guy attached to it. I remember literally being startled when the guy spoke to me".

Laura S.G. en la película Sex, Lies, and Videotape (1989)

12 comentarios:

NTQVCA dijo...

¿Y como sabemos que no les resultan aburridas?, sinceramente yo pense lo mismo de leer blogs de hombres, pero me he sentido un tanto decepcionada de la mayoria, pocos son tan explicitos como el suyo.
(¡pa´ que se sienta grande!)

Cabrón Insensible dijo...

Seguro fue parte de toda una estrategia de mercado para popularizar los consoladores.

tOnYtO dijo...

Buena pelicula, me gustaria volver a verla.

Buen post, ese si puedo leerlo cuando quiera.

Saludos!

Ontobelli کτγℓع dijo...

Yo creo que es un error pensar que el cine, la televisión y la literatura reflejan las conversaciones de las mujeres, de hecho creo que es justo al revés. El comportamiento en la "realidad" se ha estereotipado tanto que muchas personas enajenadas tienen miedo de salirse del guión en que han convertido su vida. Muchas hasta creen que si no son unas golfas al estilo de "Sex and the City" no están en onda. Como en tiempos pasados muchas emularon a Madame Bovary. Siempre hay gente tonta que sigue modas y se ahorra el trabajo de pensar.

Lo que comenta el Cabrón Insensible independientemente que sea cierto o no en éste caso particular, muestra que puede haber intencionalidad y manipulación de masas detrás de los mensajes que la mayoría percibe como algo inocente.

El dialogo, me parece sumamente fantasioso e irreal. Lo entiendo como una venganza hacia los hombres y en especial en el contexto angosajón donde a las mujeres se les dice cunt.

Anonima fiel dijo...

A mí desde nunca se me a hecho fea esa "cosa". y si es muy util y extrañanle en la soledad.

Ave Fenice dijo...

worale...

Lau dijo...

:) ..... jeje

Mr. Ñets dijo...

NTQVCA: ¡Me sentí grande, grande!.

Cabrón: ¡Jajaja!, no le haía visto ese lado comercial, suena lógico.

Tonyto: Bienvenido.

Ontobelli: Está bueno el giro que le diste al tema. Me quedé pensando en que muchos de los guiones son escritos, quizá, por hombres calenturientos (¿alguien conoce a uno que no lo sea?) que pudieran poner las palabras que ellos quisieran oir en la boca de las mujeres, de sus personajes femeninos.

Anónima Fiel: Lo bueno se extraña.

Ave: ¿Cómo ves?

Mr. Ñets dijo...

Lau: Jijiji! Saludos

Lupita V dijo...

es que hay dias que uno amanece muy febril!!!

Ontobelli کτγℓع dijo...

Así es, la enorme mayoría de los personajes femeninos clásicos y los arquetipos y estereotipos, fueron escritos por hombres. En Grecia todos los actores eran hombres y usaban máscaras, incluso para personificar a las mujeres. No solo eso. Los escritores (hombres o mujeres) se distinguen por tener una gran imaginación y jugar con sus fantasías, que rara vez coinciden con el resto de los mortales.

Por eso creo que no es verdad que el arte refleje la realidad. Tal vez a veces, pero la mayor parte de tiempo no es así porque juega con la fantasía. Y por construcción social y cultural en realidad terminamos imitando y aspirado a ser como lo que vemos y leemos para sentir que pertenecemos a ese grupo.

Las mujeres casi todas son románticas y casi todas quieren vivir sus novelas favoritas. Por más modernas, punks y feministas que se crean. Por eso el mito de Cenicienta sigue teniendo vigencia a pesar de los siglos.

Es más fácil seguir estereotipos que averiguar quienes somos. Eso requiere más esfuerzo.

Tema muy interesante que da para muchas horas de charla.

Saludos.

David dijo...

No lo vas a creer, pero acabo de volver de vacaciones y en una tienda en el Strip, de Las Vegas, estaba esa frase en la pared. Si pensamos en que nos gusta la vulva, es efectivamente, fea! pero màs lo es nuestro pene. Aùn asì, dudo que haya un hombre, hombre, que se atreva a decir que no ha pasado en una vulva muchos de los mejores momentos de su vida, o al menos, los màs entretenidos. Un placer leerle luego de una semana, Mr. Ñets