lunes, 29 de septiembre de 2008

La cosa se puso fea

Así decimos cuando las cosas de por sí feas, empeoran.

Desde hace varios días la entrañita no quiere dormir en su cuna. Él es de sueño teporocho, es decir, se queda jetón en cualquier área, rugosa o lisa, pero al momento que quieres depositarlo en su cuna, es como si quisieras meterlo en un tinaco con agua ardiente: nomás toca las sabanitas y expide un alarido bien bonito que te pone a vibrar los huevos como cascabeles de Shakira.

A las mujeres expertas del área de bebés (tercer pasillo al fondo) les encanta sacar sus teorías. Una de ellas, -la menos jalada-, apunta que Mateo está harto de los barrotes de su cuna y que por eso nos pide a gritos (literalmente) que le compremos su primera cama. (Aquí abro un paréntesis para dejar claro que odio las camas temáticas de niños. Que la del Hombre Araña, que la de Cars, que la de Willy Wonka. Me cagan, nunca tuve una. Odio sobre todo ésas que tiene forma de carro grand prix).

Bueno, pues les decía que debido a que el más pequeño y único de mis hijos no tolera su cuna tenemos ya varias noches durmiendo los cuatro de la casa en calidad de muégano. El organigrama del regimiento distribuido en la cama es muy sencillo, pero varía como la forma de la luna. Casi siempre la Maga se encuentra vigilando el flanco izquierdo, tapada hasta la nariz, hecha una bola de bolas; el subcomandante Mateo se dibuja al centro, en posición de asterisco, o de pulpo desparramado, o de ventilador de techo; en el flanco derecho estoy yo, lineal como pantorrilla de Vitola, en posición de firmes, sin taparme y con una mano metida en el calzón (por adelante) por si acaso hay que sacar la escopeta en medio de la penumbra. A mi costado se acomoda Ramona, la que más ronca.

Sobra decir que los únicos que duermen/descansan bajo este esquema son los "niños". Los dos adultos del cuadro soporífero estamos a una materia de graduarnos como muertos vivientes, sobre todo desde que Mateo se cayó de la cama una noche y se puso a llorar como el cochinito de Cri-Cri. Por eso, si el ex bebé se mueve tantito su madre y yo nos levantamos como si trajéramos una tabla clavada en la espalda, en ángulo recto, para tentar como zombies las sábanas y constatar que la mini monserga humana permanece arriba y no abajo de la cama. Si todo está bien, nos acostamos con la misma rectitud esperanzados en, ahora sí, poder dormir. (Ja. Ja. Ja.).

-¿Y por qué no lo pasas a su cuna ya bien noche?- me preguntó una amiga soltera ventilando con esta iniciativa una cautivadora ignorancia del tema. -¡Es inútil!-, le dije, -al tercer intento te rindes, qué hueva andarte levantando a cada rato, etc-.

Bueno, pues eso era todo, nomás decirles que en mi casa no se duerme, se come bien, pero no se duerme. El notario que me ayudó a redactar mi testamento torció la ceja como si me lo estuviera madreando cuando le dije que quería heredar mis almohadas al más bonito de ustedes. Les aseguro que no están babeadas, sólo babea aquél que puede dormir a pierna suelta. No es mi caso. Mis almohadas huelen a cera para el pelo, pero no a saliva. ¿Quién las quiere?.

8 comentarios:

Lupita V dijo...

Eugenio
a mi una de mis hijas nos hizo esa canallada.
Y he aqui a tu joyita, y a mi señor esposado,
hartos, cansados, y siempre de mal humor, decidimos que sin quebranto, se quedaría en su camita.
el llanto le duro una cuantas horas por dos noches..
pero....
de eso, ya hace un buen, y jamás volvió a dar lata.
alla ustedes si se arriesgan una ó dos noches de llanto profundo y chantajista, a cambio de noches de buen dormir.

Lupita v dijo...

mejor hereda otra cosa.........

Ontobelli کτγℓع dijo...

jajaja

Pues metelas al ataúd, aunque sea para que descanses después de muerto.

En canal 22 recuerdo haber visto un programa canadiense donde enseñaban a tratar esas cosas. Y les funcionaba. "Tiempo fuera" le llamaban. Cada que el chamaco hacia algo indebido iba a parar a una silla alta donde no podia hacer nada un par de minutos. La primera vez hacia más ruido que cerdo en rastro. Pero a la tercera se dió cuenta que no le convenia. Y se cuadro.

Es que si te rindes antes que ellos, ya te tomaron la medida para toda la vida.

Saludos.

Lourdes dijo...

Ahh pobres!Gabriel nos quiso hacer eso pero aqui eso no se permite porque hay una regla y esa es, cada niño en su cama!
Si no olvidate eres un zombie viviente todo el tiempo, asi como tu comprenderas ...

Nosotros lo que hicimos es lo mismo que Lupita, mi consejo es el mismo regresa a Mateo a su camita si se sale dile una o dos veces que se tiene que dormir ahi porque esa es su camita y tiene que descansar, si se vuelve a salir ya no le digas nada solo ponlo de vuelta ahi y asi, es una flojera ya se y seguro se saldra muchas veces porque ahhh como son tercos los niños! pero mas vale que esten en friega unos dias a todo el año!

Saludos,
L

Antonio dijo...

Yo creo que tu hijo necesita una camita un poco más grande.En cuanto a dormir, es una disciplina y debe formar parte de la rutina cotidiana. Ya digo de antemano que si la Maga y tú no estáis de acuerdo en el tema estáis perdidos, porque para tercos, los niños.
Metedlo en la cama, le dáis las buenas noches y os váis. Llorará como un poseso. Esperaros un minuto exacto, ir a verlo, le dáis otra vez las buenas noches y lo ponéis a dormir. Volverá a repetir lo mismo. Os esperáis tres minutos y procedéis igual. Por último, esperaros siete minutos y lo repetís las veces que haga falta. Te advierto que el niño puede llegar a vomitar, tirarse de la cama y miraros a los ojos con carita del gato de Shreck. No pasa nada. Lo importante es pasarse a verlo durante esos intervalos para que no crea que lo habéis abandonado. En dos o tres días, dormiréis como angelitos. El también.

Saludos y suerte.

A.

Lau dijo...

hijole! el mas amolado eres tu :s porque te apuesto que hasta la ramona duerme mejor ( ya vi fotos en el face de Yol )como no tengo hijos mejor me guardo mi opinion, me acuerdo que mis papas nos dijeron para que nos emocionaramos que ya eramos niños grandes y gustosos nos dormimos en nuestras camas.. creo que esa no falla :D

MLD dijo...

YO TE DIGO DONDE VAS A USAR LAS ALMOHADAS...........PINCHE FLACO ES UNA ETAPA QUE A HUEVO DEBES DE PASAR, A MI EN LO PERSONAL ME VALIO MADRES Y COMO AL ANO TRES MESES, UN DIA ME LEVANTE SUPER ENCABRONADO , CON UNA OJERONA Y ME DECIDI EN PONERLES UNAS CAMITAS....CHAPARRITAS,CASI PEGADAS AL PISO, LE PUSE CHINGO DE ALMOHADAS Y A LOS LADOS , LAS BARRERAS QUE VENDEN EN CUALQUIER PARTE...Y QUE CREEMELO SERA TU GASTO MAS PRESUMIDO...Y TANTAN..... SE ACABO EL PEDO, SI EL MATEWAS ES DE BUEN DORMIR EMPEZARAS A SER FELIZ, DATILIAR MEJOR Y VIVIR EN PAZ....HAZLO YA!!!! SIN MIEDO

POR AQUÍ TE VEO dijo...

Muchas gracias a todos por sus consejos. En diferentes palabras creo que todos coinciden.
¡Saludos, totales!
E