miércoles, 26 de octubre de 2011

Real Steel

Cada vez que me agarro a golpes con Steven Spielberg, pierdo.

No importan mis pretensiones de llenarme de cine "diferente", "alternativo" o "no comercial", pues cuando retorno al entretenimiento pop que dirige y/o produce este señor, vuelvo a doblar las manitas y, a veces, la piel se me engallina.

Real Steel, producida por el invicto Spielberg, es una película que consagra la fórmula taquillera que hizo millonario a Sylvester Stallone con Rocky: el boxeador como role model evolutivo, el calvario por excelencia del héroe; el sujeto capaz de agarrarse a madrazos con la vida, pero que siempre cae de pie; que resiste los peores ganchos al hígado del destino, y sin que se le caigan los ray-ban; que se acaba a sí mismo, pero no tanto; que inicia evaporado, pero que termina sólido; alguien a quien podrán deformarle la nariz, pero nunca el corazón ni la voluntad.

Spielberg tiene más de 30 años comercializando una fantasía que nos encanta: la fantasía de la familia disfuncional cuyos miembros encuentran iluminación cuando se exponen a eventos extraordinarios como la llegada de un extraterrestre, la guerra, el ataque de un tiburón o la plaga de dinosaurios. El mundo se va a acabar, pero los hijos y los padres peleados se abrazan.

Con Spielberg los resentidos se reconcilian. El divorciado, el huérfano, la dejada, el desprestigiado, el niño sin amor y el quebrado, hallan alivio, fortaleza, sentido, luz, camino, tiempo y espacio. Pagamos el boleto para ver efectos especiales, pero salimos del cine y los que se nos quedan son los efectos humanos. Sean éstos igual o peor de inverosímiles que aquéllos.

Mateo quedó alucinado con Real Steel. Yo también. Spielberg me hace suponer que adentro del cine soy un niño que no crece.

3 comentarios:

Nena dijo...

A mí no me gustan los churros como éste,pero si a Mateo le gustó, entonces es signo de que debo llevar a Manotas al cine a verla.

Saludos Mr.

Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

Vhana T dijo...

OMG nunca posteo por pena =S, pero esta vez me sentí identificada, aunque ya no se si es cinismo mío o de verdad ya no quiero madurar por el dolor que causa la vida, y pensandolo bien me la he pasado mejor viendo churros como djjo Elena que tratando de descifrar los churros q se fumaron los directores "alternativos", gracias por convencer mi duda para ver esa movie.
Saludos

Kózmica dijo...

Pues yo soy de ir a cine a ver de todo, me fascina dejar mi vida fuera de la sala para convertirme en la protagonista de la película. Desde niña me sentía en otro mundo y no se me quita esa sensación.

Sinceramente ésta no me latía por lo de los robots pero si es recomendación tuya, me lanzaré a verla.

Saludos!