miércoles, 16 de marzo de 2011

Unflattering Me

Si la función de este blog fuera vender cortauñas, yo podría seguir vendiendo cortauñas a pesar de mí.

Pero la onda es que este blog se trata de mi vida, de mí, de mi hijo; y ahora mi vida, yo y mi hijo no estamos bien, aunque tampoco mal. Estamos en un sitio poco cómodo desde donde yo no puedo ni quiero escribir acerca de nosotros.

Soy un náufrago por méritos propios. La culpa me ha chupado la tinta y me ha dejado en una isla. Siento que los llamados de auxilio que arrojo al mar metidos en botellas son escritos con sangre. A mi rescate vienen tiburones existenciales que me salvan con la condición de que me meta en su panza.

Tampoco quiero escribir de la tristeza resignada que siempre traen los cambios, sean forzados por el exterior o provocados por uno mismo.

Cuando no se habla claro, -o no se escribe claro-, cada lector es una interpretación. Les adelanto que no soy el mártir ni la víctima del cuento. Fui el Cagalotodo, pero ya no lo soy más.

Detuve el camión en la terracería y ahí viene atrás toda la polvareda ensuciando el aire, provocando estornudos y alergias. Y sí, la reconstrucción es personal, pegado a mí me siento mejor que nunca, pero las consecuencias de algunos actos míos afuera y en los demás siguen extendiendo una factura muy dura de pagar.

Extraño mucho postear. A pesar de mí y de cómo me sienta intentaré escribir desde y para la chilerencia. Escribir de lo que sea, una línea, dos, un párrafo, hacer un post dedicado a Sonia Braga, pero escribir. Redactar sin tomar el pulso ni la medida, porque luego me sucede que con una frase de Mateo quiero armar un tratado de paternidad cuando lo valioso sería publicar solamente esa frase, solita; nada más.

Escribir simple, como cuando empecé. Sin soberbia disfrazada. Lo peor que puede pasar es que el blog se convierta en un friso de avisos aburridos al estilo de "hoy me levanté y está nublado" o "ya es hora de hablarle a la muchacha porque hay un chingo de pelos en la regadera". Escribir como ejercicio mientras mi vida la vivo.

Pantalones, cabrón.

La feria de más será soltada, pero los billetes se siguen guardando en la caja. Nos seguiremos viendo por aquí.

PD.- El niño de la foto es hijo de Sharon Stone y se parece mucho a Mateo. Saca la lengua idéntico.

10 comentarios:

MLD dijo...

YO CREO QUE AVECES HAY QUE GUARDARSE EN EL ARMARIO POR UN TIEMPO PARA PODER DESPRENDERSE DE MALAS ONDAS QUE PASAN EN LA VIDA, Y PARA QUE ESTAS SE CONVIERTAN EN POLVILLO Y VOLVERSE A SALIR PARA LAVARSE, CON UN POCO DE CLORALEX, DEJARSE SECAR Y PONERSE,DE NUEVO.

Ahuizotl dijo...

Ánimo. Sé fuerte. Tarde o temprano esto también pasará.
Saludos

Anónimo dijo...

Sea lo que sea que te haya o esté sucediendo, obsérvalo como una oportundiad para aprender y crecer. Apenas te iba a comentar: "qué buen foto montaje".. y nada! No es Mateo.
Ánimo y "por aquí te vemos".
Ele y Juan Pa

Kózmica dijo...

Es extraño como uno llega a conocer a las personas através de sus letras, tanto que uno puede leer entre líneas la alegría, tristeza o miedos.

Es difícil escribir cuando a tu alrededor hay piezas que no embonan y aunque parezca que el camino no tiene fin todo pasa, solamente hay que intentar no detenerse y tratar de pasar la hoja del libro por mas pesada que ésta sea.

Te mando un abrazo muy fuerte.

Pd. Es impresionante el parecido con Mateo.

May dijo...

Pues como una vez me dijeron y no lo crei todo pasa... pero es cierto despues de un buen tiempo todo pasa.

ANIMO!

Y no dejes de compartir con tu hijo todos y cada uno de los momentos que puedas, eso es lo mejor de la vida.

saludos

David Lepe dijo...

hacé el ejercicio, a mi me hizo bien hace un año.
saludos,

eduardo ramirez dijo...

¿te fijaste que no le pusiste a tu texto, negritas?
estoy contigo. te veo pronto.
un abrazo.

Ave Tierra dijo...

Bien por las negritas que no están. Entre líneas se ve lo grueso de tus palabras. No más.

Te abrazo.

Anónimo dijo...

BIENVENIDO A BOTADERO.

Creo que desde hace rato trais problemas con la mitad de los cromosomas de tu primogenito.

Ni modo. asi es la vida. A veces sufre quien no debe de sufrir.




Salu2 desde San Luis Potoyes.

Anónimo dijo...

wow.. Simple? Si alguien en lo personal me ha inspirado a ser mas "simple" en la escritura y en la forma de ver a mi hijo ha sido tu! Suerte!