lunes, 1 de marzo de 2010

Deseo cumplido

La fuente del restorán sirvió para que mi hijo aprendiera a pedir deseos. Y para completar esa misión, la Maga le juntó cuatro monedas rancias y muy manoseadas de 10, 20 y 50 centavos.

Mateo tiró las cuatro monedas al agua y por lo tanto pidió cuatro deseos: una bellota, un cactus, un árbol de manzanas y una lámpara de Buzz Lightyear.

Concluido el ritual, los centavos quedaron temblando en el fondo de la fuente gracias a las olas enanas y Mateo pudo terminar de comer un pedazo de pizza con las manos húmedas y frías.

Para arrullar la digestión nos tiramos en el jardín de la plaza como albañiles en asueto. El pedazo de caos pidió una nieve de chocolate con vainilla que devoró con la concentración de un cardiólogo en cirugía abierta. Luego se levantó y jugó solito, como lo hacen los gatos cuando se persiguen la cola.

También ayudó a su madre a hacer un camino de hojas secas mientras se preguntaba cosas en idiomas raros como los que deben hablarse en el limbo; se respondía, corría de una banca a otra y de vez en cuando aterrizaba de costalazo en mis piernas. Cuando una perra fea llamó su atención me obligó a levantarme para ir con el dueño a preguntar el nombre del animal: se llamaba Cindy.

La luna llena nos hizo recordar lo vacío que estaba nuestro refrigerador. Corrijo, no es que estuviera vacío-vacío, sino que faltaban los Ades, los Danoninos, las salchichas de pavo, las gelatinas y todo eso que Mateo come en el kínder.

Llegamos a HEB por cinco cosas pero muy pronto el carrito estuvo casi lleno. Las necesidades y las necedades quedaron empatadas y entre ambos bandos sumaron la no poco lamentable suma de 820ytantos pesos. Por cada "bip" que sonaba en la caja a mí se me caía un pétalo de la margarita: ahorro, no ahorro, ahorro, no ahorro, me quiere, no me quiere, ahorro, no ahorro...

En ese triste trance estaba, viendo el dinero extinguirse en forma de tampones, de barra de pan y de enjuague bucal, cuando mi hijo (que venía desvistiendo a una Paleta Payaso) me dijo muy, pero muy emocionado: "¡Mira papá, mira papá, mi deseo!".

La Maga y yo volteamos hacia donde apuntaba la manita de Mateo. Y ahí estaba, recargado en uno de los ventanales altos de la tienda, un enorme, colorido y alegre árbol de manzanas hecho con decenas de globos cafés, verdes y rojos.

Un árbol de manzanas. Una señal. Un deseo cumplido.

20 comentarios:

Sergio David Lara dijo...

Hace mucho que no pasaba por acá pero me ha parecido realmente hermoso. Felicidades.

Ministry of Silly Walks dijo...

Ay, sentí nostalgia de esas compras, ades, danoninos, salchichas... mas no de las idas al súper de "nomás unas cositas" que termina en algunos muchos artículos más.

Hermoso optimista es Mateo, que puede ver sus deseos cumplidos.

ontobelli| dijo...

Que fáciles son de satisfacer a veces los niños y otras muy difícil.

El video no está disponible.

Saludos.

El Gavilan dijo...

Sí sabes que después de esto, irremediablemente tendrás que hacerle a tu hijo un libro con todas sus (tuyas y de él) andanzas, ¿verdad? Qué lindo quedó este post, es conmovedor... ¡Saludos!

Bere dijo...

precioso!

Ann dijo...

despúes de leerte me han dado unas ganas de tirarme en el jardín de aquí enfrente .... lastima que ese si este lleno de albañiles en descanso...

saludos!

NTQVCA dijo...

Por favor, dime donde se encuentra esa fuente para ir de inmediato.

Ave Fenice dijo...

Siempre había querido decirte lo que te dijo El Gavilan.

Mr. Ñets dijo...

Hola a tod@s.

Muchas veces he escrito lo que me pasa con Mateo, pero la verdad no había sentido algo tan heavy como lo que pasó el domingo.

O será que los papás vemos la maravilla y la joroba donde más nos conviene.

A quienes quieran ir a ver ese árbol de manzanas hecho de globos, pueden visitarlo en el HEB de Humberto Lobo.

Y la fuente cumplidora de deseos está en la terraza del Iannilli, en Villa de Santiago. El restorán está bien pinche caro, pero valió mucho la pena.

Saludos, muchas gracias por sus comentarios.

Mr. Ñets dijo...

Ontobelli:

Ésta es la liga del video, por si lo quieres ver.

http://www.youtube.com/watch?v=hqJ8hFgYwVg

Saludos

Kózmica dijo...

Imagino la cara de Mateo. El ver un deseo cumplido es lo mejor para un niño. Yo iba a la casa de Pancho Villa y pedía deseos en una fuente que estaba ahí cerca del coche baleado. Nunca se me cumplieron. Igual me equivoqué de fuente.

Saludos!

Lau dijo...

que bueno que Mateo sabe que los deseos se cumplen ;)

BRENDA dijo...

Qué lindo todavía creer en algo. Hay que aprender de eso, no crees?
Un beso a Mateo de mi parte.

C.R.S. dijo...

aa jajaj Amo a Mateo y sus ocurrencias , solo los niños tienen esa clase de ideas,Hace unas semanas nevo mucho en donde vivo, asi que no salimos de casa, mi hijo a los dos dias estaba desesperado y me dijo que salieramos a la tienda le dije no podemos hay mcuha nieve que tal si el carro se resvala y chocamos? Entonces me dijo: Pues vamonos en la carreola, tu te subes atras y yo adelante... Como no se me ocurrio antes!! jajaja Saludos-!!

EstrellaE dijo...

la historia me llego antes de leerte...
y por mi cacheton sonrojado rodo una emocionada lagrima de tia...

¿donde dices que esta la fuente de los deseos cumplidos?

Luisz dijo...

Buen día, me presento:

Soy editor de una revista nueva que salió al mercado el 1 de marzo. Es una publicación mensual de distribución gratuita enfocada en publicar masivamente (en la Ciudad de México en un principio) los mejores posts de blogs mexicanos. Nuestra página web es: www.blog-me-do.com.mx

Entre nuestras secciones, hay una dedicada a textos influenciados por la música.

Y en ella nos interesa publicar tu entrada: Viernes musical

http://poraquiteveo.blogspot.com/2010/02/viernes-musical.html

Espero que te interese y puedas darnos tu autorización para publicarla, con el debido crédito y fuente por supuesto. Me pongo a tus órdenes si tienes preguntas o comentarios.



Saludos.


luisz@blog-me-do.com.mx

ontoy dijo...

Orale!. Súper chido.

El Contador Ilustrado dijo...

asunto delicado ese de enseñarle a desear cosas a los niños, nunca sabes a donde habra de llevarte

M dijo...

aaaaaw me sacaste una lagrimita!

Red Sonya dijo...

Amo como escribes, pero mas como escribes de Mateo