jueves, 18 de junio de 2009

Devuélveme a mi chica

Ancha de cadera es mi consentida.

Se llama Mary, es amable, discreta y sudorosa. Entre sus labores está la de limpiar los pelos que se me caen cuando me baño para evitar que la regadera se tape. También acomoda el clóset, aspira los tapetes, barre, trapea, sacude la cocina y plancha mis camisas del trabajo, dos de las cuales ha quemado y/o manchado.

Se le paga bien, mucho mejor que a sus colegas de cuadra. Se le da de comer a ella y a los capulinitas de sus hijos que irrumpen en nuestra casa como auténticos dueños. La Maga y yo reconocemos su trabajo, pero despreciamos su impuntualidad porque aunque le pedimos que nos avise de sus ausencias, ella se limita a mandar el mero día un mensajito por celular (¡maldita tecnología impersonal!) prometiendo que llega y llega y no llega.

Nosotros aguantamos vara, pero últimamente las faltas de Mary se han vuelto insoportables por recurrentes.

Desde hace dos o tres semanas nuestra ama de llaves anda hipnotizada porque los colaboradores de Rodrigo Medina, candidato del PRI a la gobernatura de Nuevo León, le prometen que si se va de acarreada a los eventos de campaña le dan becas y despensas. Y claro, por andar en la punta del pedo echando gritos y porras, Mary falta a su trabajo.

A mí esta situación de las Elecciones comienza a ser un simulacro de despellejamiento de testículos con cuchillo bañado en salsa habanera. Es el colmo. Después de que vemos las fotos súper ampliadas de los cabrones que quieren servir(se) al(del) "pueblo" en cada edificio, construcción, esquina o barda, ahora nos quitan a la gente que trabaja con nosotros prometiéndoles cornflakes a cambio de hacer bulto para la foto.

No estoy cuestionando a Mary, pues para ella va mi admiración por ser una mujer que mantiene a los suyos con el sudor de sus caderas, y porque sé que la mezcla entre pobreza, marginación y desesperación motiva a que todos nos pongamos un precio y nos vendamos al primero que nos ofrece aplicar un baño de oro al oxidado metal de nuestra vida.

Mi furia es en contra de los políticos y de todo el sistema de mentiras (una promesa es una mentira hasta que no demuestre lo contrario) que echan andar en este tiempo electoral engatusando a los más pobres, porque saben que si se quedan sin votos y sin poder, inmediatamente se les desviela la fábrica de billetes con la que financian sus casitas de playa y derivados.

Lo peor es que el hartazgo que siento hacia las campañas me provoca un valemadrismo poco patriótico, pues a estas alturas me importa un pene de burro cuál de los ambiciosos candidatos gana. La verdad, sólo quiero que pase el 5 de julio para que me devuelvan a mi chica del aseo.

Sobre todo porque ella está dejando de ganar dinero y mi regadera se está tapando.

11 comentarios:

Kózmica dijo...

Muchas de estas personas "acarreadas" al final pierden lo más por lo menos. Todas se van con la finta que les va a ir mejor, pero ¿qué político a cumplido sus promesas? ¿cómo pueden seguir creyéndoles? no todo lo que brilla es oro.

Esperemos no sea demasiado tarde cuando regrese Mary, porque de que regresa regresa.

Saludos!

Romina Power dijo...

"...baño de oro al oxidado metal de nuestra vida."

Me gustó esa frase, me cae que si.

Marco dijo...

Coincido con Romina Power.

La frase describe tanto y tan bien.

Lau dijo...

que triste y que poca que se valgan de la necesidad de gente como Mary para "echarse" votos a la bolsa o a la urna....me chocan los "modos" que usan los politicos para " acarrear" gente y sus spots publicitarios me dan nauseas :S yaaa que temine esto!!!

Israel V.R. dijo...

Está cabrón que tanta gente siga creyendo que estos huevones nos van a cambiar la vida.

Lourdes dijo...

que te devuelvan a tu chica pronto si no la que tambien se va a poner de mal humor es Maga! :-) claro si no es que ya se puso...

En Suecia eso de tener muchacha es un lujo que extraño horrores pero entre los impuestos, lo que cobran por hora es algo que veo de lejitos y en sueños... que envidia que tienen a Mary!

dile que yo le perdono la escapada a las campañas y mandamela jajaja

saludos!
L

Alice dijo...

me quede con una duda: se aguanta bara o vara?

ojala que pronto vuelva Mary, seguro se le extrana!

Ann dijo...

apenas el miercoles el estacionamiento del edificio donde vivo estaba repleto de Marys que fueron a apoyar a "EL CANDIDATO", en un lugar donde vivimos 144 familias solo habia como 25 vecinos escuchandolo y cuestinandolo mas unos 40 acarreados gritones, al finalizar el evento esta gente se formo muy organizada atras de las sillas y comenzaron a echar porras bien sonoras, me quedaron muchas ganas de contratarlos para que vayan a apoyar a mi hija en sus juegos de futbol.
espero pronto vuelva Mary llena de despensas y con sus capulinitas becados.

la burbuja de yol dijo...

yo creo que ni todas las marys creen en los candidatos, solo aprovechan que ellos estan de "lindos" para poder sacar lo que se pueda. la otra vez vi a muchas sennoras con los vasotes de plastico que les regalo el candidato y todas traian muchas bolsas con lo mismo. es triste, ya vez la de la nota que dejo a su hijo para irse al mitote y se le insendio la casa.

Pia dijo...

"simulacro de despellejamiento de testículos con cuchillo bañado en salsa habanera" ouch.....

Nancy dijo...

Yo también ya quiero que pases estas malditas elecciones, las dosis de hipocresía que recibimos diariamente son màs de lo que puedo soportar, yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Perdón me exalté, saludos y que regrese Mary ( porqué todas las señoras se llaman Doña Mary?, pregunta para el infinito... o será que se cambian el nombre para que el cliente no batalle ?? :O )

Saludos!