viernes, 11 de julio de 2014

Estampa cotidiana

Tengas uno, dos o tres pies izquierdos, te ves guapísimo con tus tachones verdes y tu pelo de Neymar. Esa piel tuya que siempre está como bronceada. Fui por ti a casa de uno de tus amiguitos y me enamoraste nomás saliendo. Más alto cada día, más flaco, más guapo, más hombrecito. Y de ahí nos pasamos a la librería en donde se mercadean las estampas del álbum del Mundial. Pura mamá loca y puro papá estresado metidos en el trueque de jugadores impresos, mientras los niños se lo toman tan en calma. Logramos hacernos de siete nuevas estampitas, y aunque nos faltan aún como 100 yo quisiera que el Mundial no terminara nunca para sostener esa emoción de ir completando algo juntos. Nos fuimos de ahí acalorados y hartos, para brincar hasta donde estaba tu prima recién desempacada. Antes de llegar repetiste la palabra "caca" varias veces sabiendo que frente a ella, -frente a las señoritas-, se te tiene vetada la palabra. "Caca, caca, caca, caca, caca..", dijiste durante varias cuadras. Te bajaste del carro emocionado, tanto que ni cerraste la puerta, y te fuiste directo a la prensa de abrazos que te dio aquélla. Algo impronunciable sentí en mi corazón al verte conviviendo con tu familia. En la mesa tus ocurrencias y tus facciones fueron iluminadas por la misma lámpara del comedor en donde hace años estudiaba yo los finales de la prepa. Cenamos, menseamos y nos fuimos a tu casa; llovía.

Me quedo con la mejor estampa del día: tú y yo despidiéndonos en la puerta de tu casa, tu cara hermosa y tus palabras como masajito a mi alma: "Gracias papá, te quiero mucho; te amo".

6 comentarios:

Jorge Serrano dijo...

Eres excelente padre, probablemente mal pareja, éxito, pero tus posts rayan en la depresión,
suerte compadre francamente te deseo que lo superes.

Yo dijo...

Haces llorar caray! felicidades por disfrutar tanto al crío, te lo mereces tanto como el te merece como padre! un beso

V dijo...

Que cosa tan linda, cada imagen, cada palabra, cada ocurrencia.
Ya lo quiero sin conocerlo....Y a ti tmb, por ser tu, por tu manera de plasmar esos momentos, por ser un papa tan padre. En mucha parte Mateo es así, porque así eres tu. Que bonito es leerte y leerte tan feliz.
Beso

Berenice dijo...

yo te leo, yo lloro. O me rio. Hoy llore.

susy canales dijo...

Wow! me encanta leer como te expresas de Mateo!!
Y si, es maravilloso lo que se siente en el pecho cuando uno ve a sus hijos.
Un abrazo amigo!! Gracias por compartir y por estar.

Anónimo dijo...

Simplemente amo leerte... me identifico mucho!!! gracias... sonrisas para ti para quien te hace sonreír y amar como lo haces!!