viernes, 17 de octubre de 2014

El miedo en paz

Hoy amanecí fosilizado a la cama, como pegado, y totalmente negado a romper con esa simbiosis añeja que existe entre la flojera y yo. Ella vive en mí y yo en ella. Mi incondicional compañera, la güeva.

Afortunadamente seguimos estando en octubre, mes en el que me es más fácil levantarme porque me gusta el aire eléctrico que limpia el cielo y que delata la belleza de las montañas. En octubre acepto mejor esta ciudad de cerros en el horizonte y hoyos en el pavimento.

Aborté de la cama; tranquilo y triste. La tristeza de dejar el lecho, no la tristeza existencial pues esa la traigo todos los días. Ya saben ustedes que estoy condenado a la casi-depresión diaria. Y sin embargo funciono y como y hago ejercicio y amo y río y leo y me divierto y me aburro y trabajo y disfruto; pero ahí está siempre el quebradizo Bamby metido en los 41 años de este cuerpo y en la experiencia de este hombre.

Por extraño que parezca hoy más que antes mi miedo y mi tranquilidad están alineados en santa paz. Soy un hombre tranquilo con mucho miedo. Este temor generalmente viene de dos corrientes, la real y la imaginaria. En los temores reales conviven desde la fuga de agua del baño, perder el empleo y hasta el terror que me da transitar por una tierra de narcos, gobernadores reales de este asunto llamado México. Por otra parte, mis miedos imaginarios son coloridos y mutantes; casi siempre se relacionan a remordimientos ociosos: ¿Y si no estoy siendo buen papá? ¿y si no estoy trabajando bien? ¿y si no estoy haciendo "nada" con mi vida? ¿y si aquélla mujer era el amor de mi vida y la dejé ir? ¿y si estoy enfermo y no me he dado cuenta?

¿Y si y si y si?
Easy, my friend.

Pero sí, mi miedo y mi tranquilidad están en línea, es como si hubiera dado a luz a unos gemelitos idénticos con personalidades diferentes. Los dos están aquí, miden lo mismo, pero intercambian mi atención, pues a veces me ocupo de uno y a veces del otro. Aunque no son pocas las veces que los traigo cargando a ambos. Soy un hombre tranquilo que tiene miedo. O soy el miedoso que está tranquilo.

Si bien el miedo se me da gratis desde niño, la tranquilidad me ha sido costosa. Ésta tiene que ver con procurar conservar una conciencia en paz. Lo primero que hice fue tapar la botella, que fue lo más fácil. Lo complicado es el esfuerzo diario por ser honesto conmigo mismo en todos mis asuntos. La dolorosa pero gratificante congruencia que me tiene cada día más cerca de la integridad.

Y así, miedoso pero manso, comunico que hace siete años abrí este blog, justo en octubre. Tantas cosas han pasado desde entonces. Y muchas más he dejado que (me) pasen. No quiero que este séptimo aniversario sea excusa para hacer recuentos de daños/bendiciones ni para desbordarme en agradecimientos. Soy consciente de que este espacio tuvo mejores años, pero así raquítico como hoy está aún sirve para ponernos en contacto ustedes y yo. Y esa alianza, esa forma de intimidad entre nosotros, ese gusto, no ha cambiado desde entonces, por escasos que sean los párrafos.

ROLITA POR FAVOR.- Hablando de octubres, el del 2011 fue muy especial para mí. Le guardo mucho cariño a la grisería de aquél tiempo, que por cierto tuvo muy buenas canciones. He aquí no la mejor, pero sí la que más me animaba en aquélla penumbra voluntaria en la que fui inquilino.


5 comentarios:

Rafa dijo...

Ándale, que te costaba! aunque sea esporádicamente o raquíticamente como dices tu, pero siempre es grato ver una entrega más, ni modo para que nos enganchabas jajaja.

Y pues feliz Séptimo Aniversario, hubiera esperado la rifa de regalos como en el paper news, pero estoy tan salado que mejor te evito el gasto :p

salu2

V dijo...

Simplemente AMO como escribes, cada que te leo, en segundos me transporto a tus historias. Tienes magia, esa manera de plasmar tus vivencias, de grabarlas aquí. Eres único. Lo que yo veo en ti, es un hombre lleno de nobleza, excelente papa y a un chavo que cualquier mujer en el mundo pelearía por tener. Que estos 7 años sean los primeros 7 de 100 :) te leo siempre, tan real que casi te puedo escuchar :) un besote
Que esta inspiración te dure toda la vida para seguir disfrutando tus historias con Mateo, tus vídeos raros y algunas veces las mini historias de un renglón

susy canales dijo...

Ay amigo, de verdad que escribes maravillosamente. Te leo desde siempre y soy tu fan, no solo de como escribes si no, como eres como persona. Un amigo muy especial y de tantos años. Gracias por compartir tus pensamientos y sentimientos en este blog.
Te quiero mucho!!

Anónimo dijo...

Felicidades!!!
Tambien adoro como escribes.. no te conozco pero siento como si, si.

Quitale lo raquitico pls!!!
=)

Mama despistada.. dijo...

Felicidades Mateo te deseo toda la felicidad y bendiciones del mundo un placer conocerte a través de los ojos de tu papá :) se feliz siempre (moly)