lunes, 18 de agosto de 2014

Nuestra canción cómplice

Con un poco de envidia yo veía que otros papás y mamás tenían canciones cómplices con sus hijos, es decir, canciones en que los gustos de dos generaciones se encuentran.

Pero Mateo y yo aún no hacíamos "clic" con ninguna canción o grupo en común. A veces le ponía mis cds (porque sigo usando cds) y ni una de las canciones lograban engancharlo. En otras palabras, le valía madre la música de su padre.

Este sábado aparecieron los Imagine Dragons en el radio del carro y Mateo paró las orejillas y empezó a tararear "Demons" con muchas ganas.

En ese momento me di cuenta que debía comprar el cd y eso fue lo que hicimos.

El resto del fin de semana no escuchamos otra cosa que no fuera nuestra canción cómplice.



4 comentarios:

V dijo...

Que buena elección, padrisima versión :)
This is my kingdom come....🎶
Beso para ti y para Mateo

susy canales dijo...

:)

Anónimo dijo...

Donde estaran las mujeres a las que dedicaste tu amor, tu pasion, tu dedicacion, tu ternura. Por uno , dos o tres meses o un año tal vez.
Aquellas que te costo mucho o poco esfuerzo conquistar
Seguramente gravitaran atraidas por una misma lagrima o alguna cicatriz en su alma
Tal vez tu culpa solo sea ... no querer crecer,Peter.

Anónimo dijo...

Porque ya casi no escribes?