viernes, 23 de noviembre de 2012

Vuelta en U

Sigo felizmente perdido en el espeso bosque.

Una mujer me vendó los ojos y me dio varias vueltas como si fuera yo a pegarle a una piñata, pero en cambio, me soltó en ese jardín sin tope que es el amor.

Dos maneras hay de salvarle la vida a un hombre: librándolo de la muerte o ayudándole a que su existencia adquiera sentido. Esta mujer mía me salvó de la segunda manera, que es casi como si me hubiera salvado de la primera.

Yo quería que un piano me cayera encima, y ella me propuso que mejor lo tocara. Por así decirlo, porque la verdad es que soy nalga comprobada frente a los instrumentos musicales.

Entonces, les digo, sigo en esa peregrinación desde y hacia el amor, pero he descubierto que el amor, al menos el de pareja, se fertiliza mejor en la estricta privacidad de dos.

Por eso he cerrado el blog inspirado en mi mujer y he regresado a este sitio que me permite el vanidoso permiso de ventilar partes de mi vida sin comprometer lo que más amo.

Disculpen las molestias, los ires y venires, el juego a las escondidas en el que los he metido.

Por aquí nos vemos.

VIERNES MUSICAL.-


6 comentarios:

"No soy monedita de oro" dijo...

Oye, me gustaba cuando ponías palabras en negritas. Nunca pude entender la manera como las escogías o de acuerdo a qué salían así. Me podrías aclarar esa duda?

NTQVCA dijo...

¡Y por aquí te vemos!

May dijo...

welcome back...
me parecio buena idea eso de que sea solo de 2... aunque deberias escribirle solo a ella, supongo que le agradara....

saludos!

Kózmica dijo...

Me gusta la idea...bienvenido de nueva cuenta.

¡Saludos!

Ñets dijo...

Hola a todos.

Las negritas las empecé a poner para resaltar las palabras que yo creía clave en un párrafo, pero también eran como un mini homenaje a Calderón, el de los cartones no el ex Presidente, porque él así lo hace en sus caricaturas.

También lo hacía porque, según yo, facilitaban la lectura.

Dejé de hacerlo por flojo.

Muchas gracias por la visita y los comentarios.

Saludos
Ñ

Brenda dijo...

Ya llegué por aquí. Te busqué en la otra casa pero no sabía que habías regresado a esta, hasta ahorita! Te leo y por aquí te veo!
Muchos saludos E, te sigo leyendo. Un abrazo.