lunes, 12 de diciembre de 2011

Next

Quise ser un niño de voz ronca y pecas. Me gustaba cuando al resfriarme se me cerraba la garganta porque eso me ayudaba a hablar rasposo. Quería ser el padrinito. Teniendo todos mis dientes, quise perder uno para que por el hueco entrara un chisguete de aire que me permitiera sesear. Quise ser un niño de voz ronca y pecas y que seseara. Pero ni pecas ni ronquera ni seseo tuve.

Crecí y rompí un matrimonio y un zapato. Cuando llovía y traía mi zapato roto esquivaba los charcos saltando en el pie izquierdo para no mojarme el calcetín derecho, era como jugar a la bebeleche con corbata y edad. Se me rompían las camisas, el cinturón, el zapato y el matrimonio, pero todo lo escondí en una barba de dos años que me dejé para convocar un aire de intelectualidad, pero el adorno facial estaba más relacionado al sueño de fuga y la dejadés.

Tuve que acostarme un año y medio en el diván para descubrir que el hoyo de mi suela era idéntico al de Alicia, aunque mi país no era el de las maravillas. Me quité la sedación del alcohol y fui aprendiendo a vivir con el botón de encendido veinticuatro horas al día, siete días a la semana. A veces he sufrido la ausencia del piloto automático, pero no tanto como he disfrutado los despertares sin culpa ni remordimientos. Tigres es campeón cuando ya casi no me interesa el futbol. Abaratan la cerveza cuando ya no tomo. Los tiempos de Dios me tiran madreada.

Con carro prestado y suéter regalado llego hasta un colegio y luego hasta la oficina de una sicóloga, quien me habla de las pruebas que le realizó a mi hijo y de lo bien que éste salió calificado. Es un niño muy maduro, me dice, muy inteligente, muy feliz, muy instalado en su realidad, muy cariñoso. Mateo le dijo a la sicóloga que la persona que más lo quiere es su papá, porque le hace bien rico de comer: huevito con catsup. Mateo también le dijo que la persona que él más quiere en el mundo es su mamá. Y yo no puedo estar más de acuerdo con él.

Yo, el azotado de antes, el amigo de lo jodido, el encariñado con el desgaste, el apanicado con el mantenimiento, el fan de la ronquera, de la boca chimuela y del zapato agujerado; ese yo no entra ni sale de la oficina de la sicóloga infantil. Ese yo se queda en una memoria rota, en un resentimiento por superar; se queda en la sala de espera aguardando un perdón humano.

El que entra y sale de aquélla oficina es el yo que renace hoy. El que imagina oportunidades para progresar. El que determina que, por lo menos este lunes, no le va a hacer daño a nadie, consciente ni inconscientemente. Estoy viviendo en un yo rebajado en temores. Estoy metido en un yo que es un pendiente enorme, pero que tiene una vida igual de grande para resolverse a sí mismo.

Por lo pronto, mi hijo va a entrar a preprimaria. La sicóloga insistió en que es un niño muy inteligente y recalcó que eso está en los genes. Esto último me lo dijo con una sonrisa que para mí fue como una flor.

11 comentarios:

Tanis Tuns dijo...

Mi Ñets,

Te regalo también un flor. Para abrir el corazón, soltar y volar:

Ve primero el trailer:
http://www.youtube.com/watch?v=Wmuc3HzLD9c

Aquí la película completa:
http://vimeo.com/32631804

Abrazo,

Tania

eduardo ramirez dijo...

un abrazo

MLD dijo...

CARNAL TE VOY A DECIR ALGO:
CONMADRE BLOG, CREO QUE AHORA ENTIENDO LO RELAJADO Y BUENVIBROSO(SI ASI SE DICE) DE TU EXPRESION DE HACE ALGUNOS DIAS....UN ABRAZO Y DESPUES UN APLAUSO DE LUCAS!!....

Kózmica dijo...

Y cuando pienso que no puedo admirarte más, escribes algo como esto.

Un abrazo, mi querídisimo Ñets

Roberto dijo...

Mr...

Aunque se que este es tu blog y lo utilizas para descargas tus emocionas, no me queda mas que agradecerte el que nos permitas leerte, y entender las tantas fases que como persona puedes experimentar.
Tus palabras son exactas, llegadoras, motivadoras, pero sobre todo llenas de una verdad y un sentimiento unico.
me siento un poco identificado con tu situacion, estuve 5 meses separado de mi esposa, y mis 2 hijos (David de 5 y mateo de 1) los veia 2 veces por semana.
Jodido en todo sentidos, pero lo que mas le duele a uno es estar jodido del alma.

Recibe un abrazo.

Roberto

Anónimo dijo...

Siento al leerte mucha nostalgìa y me gustarìa recordarte algo querido Ñets... tooodo en esta vida tiene soluciòn y vale la pena intentarlo 1 ò 2 ò 3 ò 50 veces.
Vivimos para ser felices y de paso hacer felices a otros...
Me caes bien ;)
Monserrat

Nena dijo...

Cueros los dos.

Ele y Juan Pa
sailing-nena.blogspot.com

Anónimo dijo...

Nunca imaginamos estar donde estamos, la vida nos da pruebas y hay que superarlas..Me da la impresiòn que has superado muchas pruebas dificiles y es momento de seguir adelante de manera positiva como lo expresas en tu blog...un abrazo...Paco Escobar

Alberto dijo...

Me tomó tiempo decidirme a escribir algo aquí, a pesar de que comencé a leerte recién te invitaron al Recolectivo.

Soy mucho de leer, escribo "algo" pero generalmente le pienso en lo que se refiere a interactuar con raza vía internet. Sin embargo, creo que está chido compartir un poco y agradecerte.

El caso es que, en varios sentidos, me siento identificado contigo... en mi historia, en mi postura, en humor, etc. Tengo 26 años, también soy de Monterrey, también estuve en el Regio (si no me falla la memoria, ahí estuviste también) y, sin saber a ciencia cierta pero lo deduzco, también lastimé a una mujer que quiero mucho y por ello la alejé de mí.

Hace más de un año, tal vez 2 estaba en la kermesse de San Jerónimo (también vivo aquí, ja). Iba con mi ex novia y yo le había compartido tus escritos (a ella también le gustaron mucho). Entonces me dijo: "Mira, ¿no es el Mr. Ñets?" Jaja. Estabas con la Maga viendo a Mateo montado en un juego. La neta, pensé en abordarte y darte las gracias por los escritos, aunque no lo creas me animan, me inspiran, me alivianan.

Obvio microbio que me dio pena, jaja, pensé que tal vez lo hubieras tomado como algo chido pero también tal vez te hubieras sacado de onda. En fin, 2 años después aquí está el agradecimiento; tal vez de una manera más "normal".

¿A qué voy? En que te mando todas las buenas vibras que puedo. No sé qué pasó en tu historia para que desembocara en tu situación actual, pero espero sinceramente que todo salga de la mejor forma. Para ti, para ella y para Mateo. Lo mismo le pido a Dios para mí, jaja.

Gracias, mano. Un abrazo enorme.

Ñets dijo...

Gracias enormes por lo que me escriben.

David dijo...

:-S Para las fechas de este post, andaba en Monterrey presentando un libro. Pasé a saludar a Edgardo, y quería haberte saludado también. No estabas. No sabía nada, hasta hace rato que me reconcilié con mi blog. No imagino el tamaño del dolor. Felicidades por seguir, a pesar de los chingadazos de la vida.